PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Fibra alimentaria
La fibra alimentaria es una sustancia esencial para que una dieta se considere sana y equilibrada, aunque no se debe abusar de su consumo. Conoce sus propiedades y qué alimentos la contienen.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Necesidades de fibra en la dieta

Necesidades de fibra en la dieta

Cuando hablamos de las necesidades de fibra en la alimentación, tenemos que distinguir entre distintos grupos, pues no en todas las etapas de la vida se necesita la misma ingesta de fibra. Ahí van las recomendaciones de cada colectivo:

  • En adultos de 19 a 50 años, la ingesta recomendada en general es de 25 gramos de fibra diaria, pero haciendo distinciones entre sexos los hombres deben tomar unos 30 gramos diarios y las mujeres algo menos, unos 21 gramos. Esta cantidad se puede conseguir fácilmente si tenemos en cuenta que un simple plato de judías aporta unos 20 gramos de fibra, uno de guisantes son unos 13 gramos o uno de acelgas 5 gramos de fibra.
  • En niños, la cantidad necesaria se calcula de la siguiente forma: a la edad que tiene el niño se le suma cinco unidades, siendo el resultado la cantidad de fibra recomendada. Por ejemplo: si el niño tiene cuatro años deberá ingerir unos 9 gramos diarios de fibra.
  • En las embarazadas es importante tener unos buenos niveles de fibra que ayuden a ir correctamente al baño, además de evitar otros problemas asociados al estreñimiento, como las hemorroides. Por ello, se recomienda a estas mujeres que tengan un consumo diario de unos 35 gramos de fibra.
  • Las personas de la tercera edad suelen tener un déficit de fibra, ya que son muchos los que tienen problemas para masticar y comer frutas y verduras, las principales fuentes de fibra. Aun así se debe intentar llegar a la cantidad recomendada de unos 20 gramos al día para evitar el estreñimiento y la diverticulosis.

Inconveniente del consumo excesivo de fibra

La ingesta de grandes cantidades de fibra también tiene efectos perjudiciales para la salud, por lo que no es aconsejable abusar de este tipo de alimentos ya que pueden originar gases, diarreas, dolores abdominales y náuseas.

Además, su exceso impide al organismo captar minerales esenciales como el calcio, hierro y cinc, debido a que la fibra insoluble suele ir unida a un compuesto, el ácido fítico, haciendo que los minerales se unan al complejo, impidiendo su absorción por parte del organismo. También un abuso de la ingesta de fibra puede reducir o inhibir la acción de las enzimas pancreáticas, por lo que puede interferir en la digestión de las proteínas, hidratos y grasas.

Actualizado: 16 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD