Gastroenteritis aguda
Escrito por Ángel García de Lucas, biólogo
La gastroenteritis se caracteriza por pérdida de apetito, náuseas, vómitos, diarrea moderada o intensa y malestar en el abdomen, y suele deberse a una infección que se adquiere al consumir alimentos contaminados.

Gastroenteritis aguda

¿Qué es la gastroenteritis?

La gastroenteritis es un conjunto de trastornos producido por la inflamación de la mucosa gástrica y de la mucosa intestinal y cuyo síntoma principal es la diarrea. Puede estar acompañada por otros síntomas como náuseas y vómitos, pérdida de apetito, retortijones y malestar en el abdomen. En más del 90% de los casos se debe a una causa infecciosa.

La gastroenteritis aguda también se suele conocer como diarrea aguda. La diarrea se considera aguda cuando no supera las dos semanas de duración, se llama persistente cuando dura entre dos y cuatro semanas y crónica si dura más de cuatro semanas. Esta clasificación es importante pues la causa de la diarrea, las pruebas que se hacen para estudiarla, el tratamiento y el pronóstico cambian mucho según la duración de la enfermedad.

La gastroenteritis aguda es un proceso muy frecuente, con una incidencia en el mundo occidental de entre 0,5 y 2 episodios por persona y año. Suele ser una enfermedad benigna que se autolimita en pocos días. Sin embargo, cuando afecta a niños, ancianos o pacientes inmunodeprimidos puede conllevar complicaciones graves. En los países en desarrollo la gastroenteritis aguda es mucho más frecuente, especialmente entre los niños, y presenta una elevada mortalidad.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 16/10/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Dr. Luis Antón Aparicio

Oncólogo y paciente de cáncer de riñón

“El mejor tratamiento del cáncer de riñón es el diagnóstico precoz, porque con un diagnóstico precoz y un tratamiento quirúrgico en estadios iniciales la curabilidad es prácticamente absoluta”

 

PUBLICIDAD

10 años aumentará la esperanza de vida de los pacientes con fibrosis quística

La fibrosis quística aún no tiene cura, pero los niños nacidos en la última década con la enfermedad podrán vivir hasta los 40 años de media, 10 más de lo que vivían hasta ahora estos pacientes.

Fuente: 'European Respiratory Journal'

 

PUBLICIDAD