PUBLICIDAD

Mascotas
Qué hacer si encuentras un pájaro herido
Puede que alguna vez hayas encontrado un pájaro herido, doméstico o salvaje, y no hayas sabido cómo actuar. Estos consejos te ayudarán a evitar problemas y conseguir la correcta recuperación del ave.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Consejos para actuar cuando encontramos un pájaro herido

Método de actuación ante un pájaro herido

Para evitar sufrir lesiones en las manos al recoger a un pájaro herido es aconsejable protegerlas con guantes, toallas, pañuelos…

Cuando recogemos un ave, muchas veces nuestra intención es buena pero nuestras acciones no sólo no ayudan, sino que empeoran su estado. Por ello, si encuentras un pájaro herido hay una serie de consejos que debes tener en cuenta para poder echar realmente una mano:

  • Si encontramos una rapaz no debemos cogerla con la manos desnudas, ya que puede ser peligroso. Lo ideal es emplear una manta que la cubra al completo y, una vez hecho esto, meterla en una caja de cartón con agujeros. Después, llamaremos al SEPRONA o al servicio de forestales para que procedan a su recogida. También podemos llevarla algún centro de recuperación, o ponernos en contacto con ellos si vemos que se trata de una rapaz muy grande.
  • Sea el ave que sea nunca hay que ponerle agua ni leche. Este es un error muy habitual y peligroso, especialmente en especies de pájaros de menor tamaño, ya que probablemente verterá el líquido y se empapará el plumaje, y esto podría producirle una hipotermia, o incluso la muerte. Tampoco debemos ofrecerle comida, ya que podría agravar sus lesiones, o no ser el alimento adecuado para esa especie o para su estado de salud.
  • Para evitar sufrir lesiones en nuestras manos, es aconsejable que nos las cubramos con guantes, toallas, pañuelos, o cualquier cosa que podamos utilizar para protegerlas. En general, las aves no van a atacarnos, pero el animal puede estar asustado e intentar defenderse.
  • Puede ser de mucha utilidad emplear una caja de cartón con agujeros para que pueda respirar. No será complicado encontrar una en cualquier establecimiento.
  • Actuar con rapidez puede marcar la diferencia entre un final feliz y otro menos agradable, y mantener la calma puede ayudarnos a acelerar el proceso. Por supuesto, lo ideal es acercarnos al pájaro con cautela para que no se estrese ni se espante.
  • Debemos manipular al ave con delicadeza pero con firmeza, de forma que no le hagamos daño o provoquemos más lesiones. Es recomendable evitar los movimientos bruscos, especialmente si el animal está dolorido y estresado o asustado.
  • En caso de no estar seguros de saber qué hacer, siempre es mejor acudir a un especialista que realmente pueda ayudar al animal. Busca un veterinario, centro de acogida de animales, o protectora. Y, en el caso de aves protegidas, dirígete al SEPRONA o a centros de recuperación específicos.
  • Muchos medicamentos están contraindicados y podrían perjudicarle, por lo que es mejor no ofrecerle ninguno si no está pautado por un profesional.
  • En ocasiones el principal error es creer que está herido sin que lo esté. Hay que observar al ave. Por ejemplo, es normal que un ave zancuda pase horas descansando sobre una pata, y una cigüeña que lleva días en un tejado puede no ser el mismo ejemplar todo el tiempo (no es posible distinguirlos a simple vista). Los vencejos que entran en viviendas o pabellones pueden estar ilesos, aunque una vez que se posan en el suelo necesitan ayuda para despegar (no es su despegue natural con sus alas tan largas y sus patas tan cortas), etcétera.
  • La mayoría de las aves heridas necesitan un tratamiento veterinario específico para reponerse de sus lesiones y evitar dolencias secundarias. Sin él, puede evolucionar negativamente y agravarse su cuadro clínico, lo que limitará sus posibilidades de recuperación y devolución a la naturaleza, aun cuando sea entregada en un centro de recuperación.

Actualizado: 10 de Junio de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD