PUBLICIDAD

Salud al día
Bronquiectasias
Las bronquiectasias son dilataciones anormales de los bronquios asociadas a la inflamación e infección persistentes de la vía aérea, y se caracterizan por tos crónica y expectoración mucopurulenta abundante.
Escrito por Miguel Vacas, Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias

Síntomas de las bronquiectasias

Los síntomas de las bronquiectasias son debidos a la infección crónica y a la hipersecreción de moco en los bronquios dilatados. Las bronquiectasias suelen provocar manifestaciones en la infancia y en la adolescencia, pero por lo general no se les da importancia a los primeros síntomas porque se consideran catarros o bronquitis de repetición. En general, las manifestaciones clínicas de las bronquiectasias son de dos tipos, respiratorias y generales:

  • Manifestaciones respiratorias: la expectoración es el principal síntoma en las personas con bronquiectasias. Es abundante, puede ser verdosa o purulenta (pus), en ocasiones maloliente y con un gusto desagradable, causar mal aliento, y suele aumentar al cambiar de posición. La tos afecta al 90% de los enfermos, es de tipo inflamatorio y crónica, y suele ser más frecuente por la mañana. La expulsión de sangre por la boca con la tos (hemoptisis) aparece en la mitad de los casos, y puede ser más o menos abundante. La sensación de falta de aire (disnea) afecta al 50% de los pacientes, y se debe a la obstrucción de los bronquios y a hiperreactividad bronquial (la hiperreactividad bronquial es la respuesta obstructiva de las vías aéreas frente a ciertos estímulos, que causan la contracción del músculo liso de las vías aéreas). Las infecciones respiratorias también son frecuentes en estos enfermos, y producen fiebre y un empeoramiento de los síntomas anteriormente descritos.
  • Manifestaciones generales: los síntomas generales suelen ser escasos, aunque no es extraño que haya cansancio, falta de apetito o pérdida de peso. En los niños puede existir un retraso del crecimiento. En casos evolucionados pueden aparecer acropaquias o dedos en palillo de tambor, que consisten en un agrandamiento de las falanges terminales de los dedos, adquiriendo estos una forma característica similar a la de un palillo de tambor.

Actualizado: 3 de Enero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Miguel Vacas

Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias
Miguel Vacas

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''

PUBLICIDAD