Edema pulmonar
Escrito por David Saceda, licenciado en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares
El síntoma común a todos los tipos de edema pulmonar es la sensación de falta de aire, o disnea, cuya gravedad depende de las causas que han provocado la afección, y que es preciso identificar cuanto antes.

Edema pulmonar

Qué es un edema pulmonar

Se llama edema pulmonar al acúmulo de líquido en el interior de los pulmones. Si ocurre en un plazo corto de tiempo, se suele llamar edema agudo de pulmón y, en este caso, es una urgencia médica, ya que la capacidad respiratoria del paciente puede verse comprometida.

¿Por qué ocurre? Causas del edema pulmonar

Los pulmones se llenan de líquido cuando la sangre que está normalmente dentro de los vasos sanguíneos sale hacia el exterior inundando los alveolos pulmonares. Por supuesto, esto sólo pasa cuando algo funciona mal en los propios pulmones o en el corazón; así, podemos dividir el edema de pulmón en los siguientes tipos:

  • Edema de pulmón cardiogénico
  • Edema de pulmón no cardiogénico
  • Edema pulmonar neurogénico

Todos ellos tienen en común que provocan sensación de falta de aire, lo que también se conoce como disnea.

La causa más habitual de un edema pulmonar suele ser una insuficiencia cardiaca congestiva, que a su vez puede estar causada por una subida repentina de la presión arterial, válvulas aórticas, o ataques cardiacos o problemas del miocardio.

Sin embargo, el edema pulmonar también puede deberse a otras causas, como la toma de determinados fármacos, insuficiencia renal, daños al pulmón causados por intoxicaciones o infecciones, encontrarse expuesto a grandes alturas... 

 

Temas en este artículo

Actualizado: 28/01/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Mª Aurelia Mena

Experta en parálisis cerebral

“La parálisis cerebral no es una enfermedad, sino que es un conjunto de síntomas que incluye múltiples formas patológicas que pueden no manifestarse en los primeros meses de vida”

 

50% de varones entre 40 y 70 años sufre disfunción eréctil

Y el 80% de ellos no recibe ningún tipo de tratamiento. Los expertos aconsejan seguir manteniendo relaciones sexuales con regularidad después de los 60 años por sus beneficios tanto físicos como psicológicos.

Fuente: 'Boston Medical Group'

 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD