PUBLICIDAD

Salud al día
Síndrome de Guillain-Barré
El síndrome de Guillain-Barré, recientemente asociado a la infección por el virus Zika, es una parálisis progresiva de aparición aguda, pero que afortunadamente se recupera con el tiempo en la mayoría de los casos.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Síntomas y pronóstico del síndrome de Guillain-Barré

En el síndrome de Guillain-Barré (SGB) se produce debilidad muscular y disminución o desaparición de los reflejos osteotendinosos. Estos reflejos son los que el médico explora con un martillo, como el clásico golpecito en la rodilla que hace que la pierna se mueva de forma involuntaria. La debilidad muscular aparece habitualmente de forma progresiva y ascendente. Esto quiere decir que inicialmente se nota una debilidad muscular en la parte del pie y la pierna, y posteriormente esa debilidad va subiendo hacia los muslos y el tronco, además de aparecer en manos y brazos.

La debilidad se puede hacer máxima, de forma que el paciente se quede paralítico de brazos y piernas. Se pueden afectar también los músculos respiratorios, de la cara y de la garganta

En muchos pacientes hay además síntomas sensitivos, aunque suelen ser leves, salvo en la forma con afectación sensitiva o sensitivo-motora, en las que sí hay un predominio de los síntomas sensitivos. Fundamentalmente consisten en las llamadas parestesias, que son como sensaciones de hormigueo en manos y piernas. Además se pueden acompañar de dolor, sobre todo de pies, piernas y espalda, hasta en dos terceras partes de los pacientes con SGB.

Otra manifestación importante que ocurre en un 70% de los pacientes con SGB es la disautonomía que consiste en la afectación del sistema nervioso autónoma. Los síntomas que pueden aparecer en estos casos son las alteraciones del ritmo cardíaco como la taquicardia (lo más frecuente) o la bradicardia u otras arritmias, la retención de orina con imposibilidad para orinar, las alteraciones de la tensión arterial (tanto hipertensión como hipotensión, que puede ser ortostática, es decir, aparecer en la posición erguida), la paralización del intestino y la imposibilidad para sudar. Es importante detectar estos síntomas autonómicos porque pueden ser fatales en caso de no ser tratados.

Otros síntomas del síndrome de Guillain-Barré mucho más raros son:

  • El edema de papila, que se visualiza al realizar un fondo de ojo. Puede producir alteraciones visuales.
  • Mioquimia facial: consiste en movimientos espontáneos e involuntarios de la cara.
  • Alteraciones de la audición con sordera transitoria.
  • Signos meníngeos, con rigidez de nuca.
  • Parálisis de las cuerdas vocales.
  • Alteraciones del nivel de conciencia.
  • Síndrome de secreción inadecuada de la hormona antidiurética, que se manifiesta con bajada del sodio en sangre.
  • Leucoencefalopatía posterior reversible: consiste en una alteración cerebral que se recupera posteriormente.

Actualizado: 19 de Enero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Dra. Sari Arponen

Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón
Dra. Sari Arponen

PUBLICIDAD

Salud en cifras

470%
pueden aumentar el riesgo de muerte las terapias alternativas en pacientes de cáncer
'Fuente: 'Journal of the National Cancer Institute''

PUBLICIDAD