Google+
YouTube

Bebés y niños

Los percentiles: ¿está creciendo bien mi bebé?
Escrito por Alhelí Quintanilla, periodista especializada en infancia y embarazo
¿Está creciendo bien mi bebé? ¿Coge suficiente peso? ¿Su talla es normal? Las respuestas a estas dudas maternas están en las curvas de desarrollo y los llamados percentiles. Conoce cómo funcionan.

Factores que influyen en el crecimiento

Estos son los factores que influyen en el crecimiento de un niño:

  • Hereditarios: la talla final que alcance el niño dependerá mucho de sus genes. Mientras no concurran factores externos que lo impidan, el niño crecerá lo que le permita su potencial genético.
  • Nutricionales: una alimentación equilibrada permite desarrollar al máximo el potencial genético del niño. En los seis primeros meses, lo mejor es la lactancia materna.
  • Condiciones sanitarias: las vacunas, nuevos fármacos, la detección precoz de enfermedades y síndromes que influyen en la talla, la posibilidad de corregir alteraciones hormonales, metabólicas, etcétera, y los frecuentes controles médicos permiten subsanar contratiempos que afectan al crecimiento.
  • Ejercicio: conviene estimulara a los bebés para que se muevan, ya que el ejercicio tonifica los músculos, oxigena los tejidos y favorece el crecimiento. Según van creciendo, los paseos y las salidas al parque son obligatorios.
  • Sueño: el descanso nocturno resulta imprescindible para un buen crecimiento. Según indican los endocrinos, entre el 70% y el 80% de la hormona del crecimiento es secretada durante el sueño.
  • Afectividad: está demostrado que los niños que han sufrido grandes carencias afectivas (abandono, maltrato, desatención…) crecen menos que otros niños de su misma edad. Estos pequeños, sometidos a estrés o ansiedad, segregan en su organismo grandes cantidades de somatostatina, una hormona que inhibe la liberación de la hormona del crecimiento.
 

Temas en este artículo

Actualizado: 17/05/2012

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Aurora Garre

Experta en pediculosis

“Es necesario que informes de que tu hijo ha tenido piojos a los papás de sus amigos y al colegio; un acto de solidaridad que redunda en tu beneficio”

 

12% de los niños en edad escolar sufre asma

La exposición al humo del tabaco durante el desarrollo intrauterino o a lo largo de la infancia es un importante factor de riesgo para que los niños desarrollen tanto asma como enfermedad alérgica.

Fuente: 'Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP)'

 

PUBLICIDAD