PUBLICIDAD

Bebés y niños
Enseña a tu hijo a usar el baño
El éxito para enseñar a los niños a usar el baño depende de valorar correctamente si ellos están preparados, de elegir un buen momento y de la motivación que reciban sin dramas ni regañinas. Un consejo: paciencia.
Escrito por María Hidalgo, Periodista especializada en embarazo e infancia

¿A qué edad comienzan a usar el baño solitos?

¿A qué edad comienzan a usar el baño solitos?

Dejar de usar pañales es sinónimo de hacerse mayor y, efectivamente, el control de esfínteres requiere de una madurez física y mental por parte de los niños, ya que cuando aún no controlan la vejiga es porque parte del sistema nervioso responsable no ha madurado lo suficiente.

No hay una edad concreta para controlar la orina con antelación para ir al baño. A partir de los 18 meses, algunos niños pueden comenzar a ser conscientes de que tienen la vejiga llena, pero pocos niños aprenden a controlar la orina antes de los tres años, y puede ser normal que el pipí se escape hasta los cinco años. No obstante, si el niño tiene más de cinco años y moja la cama, o vuelve a mojarla tras haber aprendido a controlar la orina por la noche, es necesario acudir al pediatra, ya que podría tener enuresis nocturna.

Por tanto, igual que ocurre con el resto de los aprendizajes, en el control de esfínteres cada niño lleva su ritmo y lo importante es saber detectar las señales que nos indican que nuestro hijo está preparado para enseñarle a ir al baño solito. De nada sirve adelantar la retirada del pañal si el niño o la niña no están preparados, ya que lo único que haremos será alargar el proceso.

La mayoría de los niños desarrollan las habilidades físicas y mentales necesarias para controlar esfínteres entre los 18 y los 24 meses, y además, tanto si están preparados como si no lo están, reflejan un determinado comportamiento para que los padres puedan intuir en qué momento se encuentran.

¿Está tu hijo preparado para dejar el pañal?

Los niños están preparados para dejar el pañal y empezar a ir al baño solitos cuando se aprecian la mayoría de las siguientes señales o signos. No es necesario que cumplan todas, para empezar con el entrenamiento de aprender a llegar al baño e identificar las ganas de hacer pis o caca con anticipación:

Señales físicas

  • El niño o la niña tienen los músculos de la vejiga desarrollados para retener y almacenar orina cuando se mantienen secos por periodos de tres o cuatro horas.
  • Pueden orinar bastante de una sola vez.
  • Sus deposiciones son regulares, blandas y bien formadas.
  • Caminan y corren con equilibrio y firmeza.
  • Son capaces de sentarse y mantenerse en la misma posición de tres a seis minutos.
  • Pueden subirse y bajarse los pantalones por sí mismos.

Señales cognitivas

  • Saben identificar las palabras para la orina y las evacuaciones, aunque sean las suyas propias y que su entorno entiende.
  • Obedecen instrucciones sencillas.
  • Conocen la importancia de ordenar y guardar cada cosa en su lugar.
  • Perciben las señales físicas (vejiga llena, dolor de barriga) para ir al baño y pueden decirlo antes de hacerlo.

Señales de comportamiento

  • Demuestran que están una fase cooperativa y receptiva, no de “negación”.
  • Están molestos con el pañal sucio.
  • Quieren imitar a sus padres y hermanos cuando van al baño.
  • Expresan que están haciendo pis o caca con ruidos, agachándose o verbalmente.
  • Se muestran orgullosos de sus logros.
  • Desean aprender a usar el orinal o el reductor para el WC.
  • Se muestran cada vez más independientes y autónomos.

Actualizado: 16 de Noviembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD