PUBLICIDAD

Bebés y niños
Los percentiles: ¿está creciendo bien mi bebé?
¿Está creciendo bien mi bebé? ¿Coge suficiente peso? ¿Su talla es normal? Las respuestas a estas dudas maternas están en las curvas de desarrollo y los llamados percentiles. Conoce cómo funcionan.
Escrito por Alhelí Quintanilla, Periodista especializada en infancia y embarazo

Curvas y Tablas de Crecimiento. Estudios Longitudinal y Transversal

A continuación te presentamos las Gráficas de crecimiento infantil elaboradas por el Instituto de Investigación sobre Crecimiento y Desarrollo de la Fundación Faustino Orbegozo, publicadas en el año 2004. Estas gráficas se utilizan como referente en prácticamente todas las Comunidades Autónomas, ya que tanto la amplitud como las características de la muestra y la metódica empleada en su elaboración, permiten extrapolarlas a todas ellas.

Asimismo, dichas Curvas han sido incorporadas por los Organismos Oficiales de Sanidad de las Comunidades Autónomas, en las Cartillas de Salud Infantil, historias médicas pediátricas y en otros documentos de carácter sanitario, siendo la base de trabajo de los pedíatras y otros profesionales relacionados con la salud infantil a nivel nacional.

Estas tablas suponen la culminación del estudio longitudinal y su validación mediante un estudio transversal. Por razones metodológicas de este tipo de estudios, su utilización es diferente de las anteriores. Para valorar si un niño tiene una talla o peso dentro de lo normal únicamente hay que compararlas con el estudio transversal (sombreado blanco).

Las líneas percentilares en negro (el estudio longitudinal) solamente se deben utilizar para facilitar visualmente si la velocidad de crecimiento va siendo normal, y ante la duda siempre hacer el cálculo de la velocidad de crecimiento y compararlo con las curvas de velocidad.

Así, si un niño se encuentra en la zona sombreada clara, tiene una talla (o peso) normal para la edad, pero si en consultas posteriores -aunque persista en la zona sombreada clara- va cambiando de percentil (líneas negras del longitudinal), nos indica que puede tener alguna alteración del crecimiento.

Si un niño se encuentra fuera del sombreado claro tiene una talla (o peso) que no corresponde para su edad, y habrá que descartar la existencia de una patología del crecimiento y valorar la velocidad de crecimiento viendo si sigue las líneas percentilares del longitudinal.

Puede consultar aquí dichas tablas así como sus autores y las normas para su uso y entendimiento. Estas tablas son cortesía de la Fundación Faustino Orbegozo Eizaguirre.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Bárbara Tovar

Conocida por su papel de psicóloga en el programa 'Hermano mayor', Bárbara Tovar publica ahora 'Adolesciencia'.

Bárbara Tovar

Psicóloga del programa 'Hermano mayor' y autora de 'Adolesciencia'
“Si los padres permitimos que el adolescente tenga cualquier cosa que desea fácilmente, nos cargamos de un golpetazo los procesos de paciencia, de frustración, de satisfacción…, y dejamos de entrenar a nuestro hijo en ciertas habilidades que son muy importantes para su futuro”

Salud en cifras

7%
de los adolescentes entre 12 y 17 años tiene elevada la presión arterial para su talla y edad
Fuente: 'Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC)'

PUBLICIDAD