PUBLICIDAD

Bebés y niños
Los percentiles: ¿está creciendo bien mi bebé?
¿Está creciendo bien mi bebé? ¿Coge suficiente peso? ¿Su talla es normal? Las respuestas a estas dudas maternas están en las curvas de desarrollo y los llamados percentiles. Conoce cómo funcionan.
Escrito por Alhelí Quintanilla, Periodista especializada en infancia y embarazo

Los percentiles: ¿está creciendo bien mi bebé?

¿Está creciendo bien mi bebé? ¿Coge suficiente peso? ¿Su talla es normal? Preguntas repetidas una y mil veces en la consulta de todos los pediatras. Las respuestas están en las curvas de desarrollo y los llamados percentiles, unas herramientas de referencia usadas en pediatría que sirven para comprobar la evolución del niño y detectar posibles alteraciones.

Peso y talla al nacer

El peso y la talla del los recién nacidos están condicionados por una serie de factores como la edad gestacional, la herencia genética, la evolución del embarazo, que la madre se haya alimentado bien… Un recién nacido a término (40 semanas de gestación) suele tener un peso de entre 3 kg y 4 kg y una talla de entre 48 y 52 cm (las niñas suelen ser un poco más pequeñas que los niños).

En los primeros días de vida, pierde alrededor del 10%, pero se recupera a partir de los ocho o diez días y después despega, ya que es en los dos primeros años de vida cuando más crecemos. En los primeros cuatro meses, el bebé engorda como media entre 800 y 1.000 gramos al mes. Alrededor de los cinco meses suele pesar el doble que al nacer y tres veces más alrededor del año.

Y aún cuando el bebé nace con un bajo peso (menos de 2,5 kg), en la mayoría de los casos (alrededor del 80-85%) se produce una recuperación postnatal del crecimiento. Esta puede ser total o parcial y tiene lugar, habitualmente, durante el primer año de vida y, sobre todo, durante los seis primeros meses.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dr. Jesús Garrido

Dr. Jesús Garrido, pediatra, creador de 'MiPediatraOnLine' y autor de ‘crianza respetuosa’.

Dr. Jesús Garrido

Pediatra y autor de ‘crianza respetuosa’
“La causa más habitual del cólico del lactante es una pauta de alimentación rígida que hace que el niño coma con ansiedad, se llene de gases, y le duela la tripa, y la segunda causa más frecuente es el reflujo gastroesofágico, pero hay otras, que además se pueden combinar y potenciar”

Salud en cifras

40%
de las personas adultas de todo el mundo sufrió discriminación en su infancia
Fuente: 'Save the children'

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD