PUBLICIDAD

Bebés y niños
Viajar con niños
Aburrimiento, mareos, hambre…, cuando se hacen trayectos largos en viajes con niños puede surgir algún que otro contratiempo. Te damos algunos consejos para que los peques no sufran y el camino resulte seguro y ameno.
Escrito por José González, Periodista

Trucos para que los niños no se mareen en el viaje

Algunos niños son muy propensos a marearse cuando viajan. Si es el caso del tuyo conviene que le pidas consejo a su pediatra para que te recomiende el medicamento que mejor le vaya para contrarrestarlo. Claro que también hay algunas cosillas que puedes hacer para prevenir que el niño se maree a las primeras de cambio:

  • Conduce de manera prudente y manteniendo las distancias, nunca de forma brusca con frenazos y acelerones.
  • No des a los niños alimentos sólidos antes de partir, bebidas gaseosas ni leche. Lo mejor para que no lleven el estómago vacío son los frutos secos y los hidratos de carbono.
  • De vez en cuando dale algo de beber, preferiblemente bebidas azucaradas.
  • Los niños de más de tres añitos ya pueden tomar algún caramelo o chicle antimareo.
  • Ventila el coche antes de arrancar el viaje, y durante el trayecto mantén el coche aireado.
  • Es preferible no usar ambientadores dentro del vehículo si el olor les puede marear. Por el mismo motivo deberíais evitar utilizar dentro del coche perfumes de aromas intensos.
  • La lectura puede marear a los niños, así como algunos juegos que requieran que concentren su vista, en esos casos es preferible que miren por la ventana y disfruten del paisaje. Pueden entretenerse contando coches por colores, tachando las ciudades por las que pasáis de un mapa, etcétera.
  • Lleva siempre a mano alguna bolsa para utilizarla rápidamente en caso de que el pequeño quiera vomitar.
  • Si viajáis en avión, escoger para él asientos a la altura de las alas, ya que en esas zonas se nota menos el movimiento y las turbulencias. Y recomiéndale que mire hacia delante.
  • Si viajáis en barco o crucero, intentar que no se coloque en la cubierta y que no vaya mirando al mar. Lo ideal es elegir un asiento lo más céntrico posible o en la parte de atrás.

Si el niño ya se ha mareado…

Si a pesar de haber seguido todos estos consejos tu hijo se marea, lo mejor es que paréis lo antes posible, siempre en un sitio seguro en el que podáis salir del vehículo, y que le de el aire. A continuación –conviene que vayáis preparados para estos casos- ponle un paño o toallita húmeda en la frente. Cuando se encuentre un poco mejor puedes darle algo de agua fresquita azucarada, para que la beba a pequeños sorbos.

Actualizado: 14 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

51%
de los chicos y el 69% de las chicas padecen problemas de espalda antes de cumplir 15 años
'Fuente: 'Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE)''

PUBLICIDAD