PUBLICIDAD

Tercera edad
Cruceros para mayores
Realizar un crucero es una opción de turismo perfecta para los mayores de 60 años. Comodidad, diversión y descanso mientras visitan diferentes ciudades. Damos ideas de destinos y las claves para contratarlo.
Escrito por Marina García, Periodista, experta en salud y tercera edad

Motivos para irte de crucero en la tercera edad

Una vez que el verano está dando sus últimos coletazos, terminándose con él el periodo vacacional, las personas jubiladas se frotan las manos pensando en su siguiente viaje. Y es que es en esta época cuando los mayores suelen aprovechar para hacer turismo a un precio más bajo, sin aglomeración de personas y, por lo general, con unas condiciones meteorológicas más favorables para ellos. Lo cierto es que existen muchas alternativas para disfrutar viajando, pero si se busca algo diferente, cómodo, divertido, con la posibilidad de conocer a otras personas mientras que también se conocen diferentes países, todo ello en un único viaje, realizar un crucero es una alternativa turística ideal para las personas mayores.

Razones por las que los mayores disfrutan de un crucero

Realizar un crucero es una alternativa turística con la que puede disfrutar cualquier persona independientemente de su edad, ya que dentro del barco se ofrecen servicios y actividades para todos los públicos. Sin embargo hay más posibilidades que una pareja que haya superado los 60 años vea este plan más atractivo que una de 20. Esto se debe a diferentes motivos:

  • Visita de diferentes lugares sin que resulte agotador: aunque hay mayores aventureros e incansables, lo cierto es que por norma general cuanto más van pasando los años se va buscando planes más cómodos y que no requieran un gran esfuerzo físico. Si se tiene el deseo de viajar y visitar varias ciudades o países, la alternativa de moverse en coche, autobús, tren o avión, cargando las maletas y pasando horas entre un destino y otro puede resultar agotador. Sin embargo, en un crucero nos desplazamos sin darnos cuenta, se puede dormir, pasear, tomar el sol, o disfrutar de otras actividades hasta la siguiente parada.
  • Todos los servicios a nuestro alcance: en un crucero, hasta el que se realiza en los barcos más pequeños, vamos a disponer de todos lo servicios que necesitamos para que sea una estancia agradable y segura. Desde comedores, camarotes tan completos como las habitaciones de un hotel, piscinas, gimnasio, salas recreativas, servicio médico, tiendas, y un largo etcétera que hacen de estos barcos una auténtica urbe sobre el agua.
  • Tú eliges lo que te apetece hacer a bordo: a no ser que viajes por tu cuenta, normalmente cuando vas con un grupo tienes que acogerte a los horarios e indicaciones de la organización. Sin embargo, en un crucero tú eres el que eliges qué quieres hacer. Obviando los horarios de los comedores y otros servicios, así como de las salidas de los puertos, los tendrás que respetar, pero en el crucero tú decides si quieres bajar del barco para visitar una ciudad o quedarte en cubierta leyendo un libro mientras ves el atardecer.
  • Conocerás a otras personas: viajes solo o acompañado en un crucero seguro que entablarás contacto con otra gente, y quién sabe si puede surgir alguna amistad. Piensa que vas a pasar al menos una semana compartiendo las estancias del barco con las mismas personas, por lo que es muy fácil que coincidáis y charléis en más de una ocasión.
  • Un viaje seguro: aunque no tiene por qué pasar nada, en el caso de que tengas algún problema de salud, en el barco podrás ser atendido en el momento y sin los problemas que podrías tener en el extranjero hospedado en un hotel.
  • Visitarás destinos que de otra forma posiblemente no conocerías: la comodidad de viajar en el crucero te da la posibilidad de realizar rutas y llegar a destinos que es posible que en avión no te planteases visitar, como puede ser un archipiélago de islas o la travesía de un río.

Actividades que los mayores pueden hacer en un crucero

Los barcos en los que se realizan los cruceros son auténticas ciudades sobre el agua. En tu camarote vas a encontrar todas las comodidades, e incluso más, que las que puedes tener en cualquier hotel de cuatro estrellas, pero además con una serie de servicios que hacen que sea imposible que te aburras durante los trayectos. Algunos de ellos, especialmente indicados para los adultos mayores son:

Bebidas en n crucero
  • Diferentes restaurantes y bares, tanto en el interior como en la cubierta.
  • Zonas de entretenimiento: podrás disfrutar en la zona de discoteca, de juegos de mesa y videojuegos, de acceso a Internet y tiendas, hasta de un teatro, karaoke, casino o pista de bolos sin salir del barco.
  • Zonas de ejercicio y relax: en tu viaje encontrarás un rato para realizar ejercicio en el gimnasio, pero también para relajarte en zona de spa, saunas o en las cabinas de masajes.
  • Actividades: además de las excursiones que incluya el crucero, es posible que te ofrezcan otras actividades para realizar fuera del barco, como pueden ser visitas a lugares concretos con un precio adicional, o una cena especial. Pero dentro del barco podrás disfrutar de clases de baile, de sesiones de ejercicio en el gimnasio o en la piscina, cenas temáticas, o concursos, entre otras que harán que se te pasen las horas sin que te des cuenta.

Actualizado: 10 de Noviembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD