PUBLICIDAD

Mascotas
Gecko leopardo
El gecko leopardo es un pequeño y afable lagarto que se caracteriza por ser uno de los más sencillos de mantener en cautividad, lo que lo ha convertido en una de las mascotas preferidas de los amantes de los reptiles.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Salud y reproducción del gecko leopardo

Salud y reproducción del gecko leopardo

Es mejor retirar los huevos del terrario y mantenerlos en una incubadora para que las crías de gecko no sean devoradas al nacer.

Unos cuidados adecuados pueden contribuir a que nuestro gecko leopardo viva hasta 20 años. Es conveniente recordar que el gecko leopardo muda su piel a menudo, por lo que debemos observar que el terrario cumple con un nivel óptimo de humedad (un 70% es suficiente) y disponer siempre un habitáculo tranquilo y oculto para que nuestra mascota se encuentre relajada. En el caso de que le queden restos de piel podemos ayudarle pulverizando un poco de agua sobre nuestra mascota. Cuando este reptil llega a su madurez, pierde la cola y ésta es sustituida por una nueva.

Diferenciar entre machos y hembras de geckos es relativamente sencillo. Los primeros cuentan con una especie de poros preanales de los que carecen las hembras. Para preparar la reproducción, y evitar problemas a futuro, lo mejor es hacer acopio previamente de todo lo necesario para el mantenimiento de las crías, así como comprobar que nuestros geckos leopardo están libres de parásitos o enfermedades y que tienen un peso mínimo (hembras más de 60 gramos, machos por encima de 50).

Mientras que los machos alcanzan su madurez sexual alrededor de los 6 meses, las hembras no lo harán hasta los 10. La época de cría suele comenzar en enero y no finaliza hasta septiembre u octubre. La cópula del gecko leopardo es rápida y fácil: bastará con introducir a la hembra en el terrario del macho. Si ambos están en ese momento en celo, el macho comenzará el cortejo: agitará  la cola y dará pequeños mordiscos a la hembra por todo el cuerpo. Después se produce la monta y, en teoría, los huevos quedarán fecundados. Pasados 21 días desde la cópula, la hembra pondrá de uno a tres huevos, y podrá hacer hasta un total de cuatro puestas.

Se recomienda preparar un recipiente con una capa gruesa de vermiculita o fibra de coco húmeda en el terrario para que nuestra gecko deposite ahí los huevos y no en cualquier otro lugar donde pudiese poner en peligro la seguridad de los mismos. Una vez se produce la puesta lo mejor es retirar los huevos del terrario y mantenerlos en una incubadora. De esta forma nos aseguramos de que vamos a mantener la temperatura y las condiciones óptimas para su desarrollo y que las crías no serán devoradas por sus progenitores al nacer, que será de tres a cuatro meses después de la puesta.

Actualizado: 22 de Febrero de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD