PUBLICIDAD

Cerdo vietnamita
Gracias a su simpatía y limpieza, el cerdo vietnamita atrajo a aquellos que deseaban tener una mascota diferente, convirtiéndose en el animal de compañía de moda. Conoce los cuidados, alimentación e higiene que requiere.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista especializada en vida saludable

Características del cerdo vietnamita

El cerdo vietnamita empezó a popularizarse en la década de los 80, aunque todavía no se le veía como un animal doméstico, sino que pertenecía al mundo de los zoológicos, pero aunque en los últimos años ya se le consideraba una mascota −sobre todo desde que George Clooney presentara en sociedad a su famoso Max−, en la actualidad, al menos en España, se le considera una especie invasora y su compraventa como mascota ha sido recientemente prohibida. 

En cualquier caso, podemos decir de él que es juguetón, cariñoso, y muy limpio, a pesar de lo que se podría pensar por el hecho de ser un cerdo. También es muy inteligente y fácil de educar, algo muy importante porque si lo malcriamos puede ser muy terco y llegar a ser destructivo. Suele curiosear mucho y le encanta explorar. Todas estas características, sumadas a su gracioso aspecto, hacen que el cerdo vietnamita se posicionara como uno de los animales de compañía más demandados.

El cerdo vietnamita es el más habitual de los cerdos enanos, y lo podemos encontrar de color gris, negro, o marrón, e incluso con algunas manchas. En cuanto a su estructura, se trata al fin y al cabo de un cerdo, por lo que su panza es grande, al igual que su cabeza, sus orejas pequeñas, tiene un hocico corto, y una cola recta y no muy larga.

Si te cruzas con alguno descubrirás que tienen un chillido particular, que emiten cuando se les levanta del suelo o cuando sienten algún tipo de presión, como un abrazo. Esto se debe a su instinto, chillan para avisar a sus madres de que están ahí, y evitar así que el robusto cuerpo de la cerda les aplaste.

Tamaño y peso que alcanza el cerdo vietnamita

Este tipo de mascota requiere bastante tiempo de dedicación por parte del dueño, ya que necesita pasear y ser educado de manera estricta. También hay que destacar que es una de las mascotas que más se abandona. Una de las causas se debe a que cuando son comprados cuentan con un tamaño de apenas una mano pero, a medida que van creciendo, y dependiendo del tipo de vida que lleven, pueden engordar mucho. Y es que el cerdo vietnamita no deja de crecer hasta los tres años, por lo que en la edad adulta suelen pesar unos 45-50 kilos y alcanzar un tamaño de hasta medio metro de altura, lo que hace difícil su vida dentro de una casa de tamaño estándar. 

Cerdo vietnamita

CERDO VIETNAMITA

CARNET ZOOLÓOGICO

  • Nombre científico: Sus scrofa domestica
  • Orden: Artiodactyla
  • Familia: Suidae
  • Género: Sus
  • Clase: Mammalia
  • Hábitat: climas templados y semitropicales
  • Vida media: 15-20 años
  • Tamaño: 40-50 cm
  • Peso: 36-65 kg
  • Origen: Asia

Coste y mantenimiento

  • Ejemplar: de 100 a 300 euros, según tamaño y variedad
  • Alimentación: de 10 a 15 euros cada mes
  • Gastos de hábitat: de 100 a 200 euros

Actualizado: 4 de Abril de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD