PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

El 99% de la población tiene problemas bucodentales

El 99% de la población sufre, o sufrirá a lo largo de su vida, alguna enfermedad bucodental, generalmente caries, mal-oclusión, o problemas de las encías, debido a los hábitos de vida y la dieta actuales.
El 99% de la población tiene problemas bucodentales

Entre los problemas de salud oral que los especialistas atribuyen a los hábitos de vida destacan el Compromiso Articular Temporo-mandibular y el Síndrome Músculo Temporal.

30 de Junio de 2016

El 99% de la población sufre o sufrirá en algún momento de su vida alguna patología bucodental, en la mayor parte de los casos caries, o problemas de encías o de mal-oclusión, a consecuencia del estilo de vida actual, ya que los primeros Homo sapiens sapiens, cuyos genes eran casi iguales a los nuestros, no padecían este tipo de trastornos, según han destacado los expertos que se han dado cita en la sesión científica Viaje al Origen de la Salud Dental, que se celebró el pasado día 25 de junio en el Museo de la Evolución de Burgos.

La cocción de los alimentos ha tenido como consecuencia una degeneración genética y funcional de la dentición humana

Entre los problemas de salud oral que los especialistas atribuyen a los hábitos de vida destacan el Compromiso Articular Temporo-mandibular (CAT) y el Síndrome Músculo Temporal (SMT), dos nuevas enfermedades traumáticas mecánicas con una elevada incidencia, que se producen cuando el escaso desarrollo de los maxilares hace que la mandíbula y su musculatura no tengan suficiente espacio para moverse libremente al masticar, hablar, etcétera, sin golpearse o limitarse.

Como ha explicado el Dr. José Ignacio Zalba, director de la clínica dental Centro Avanzado de Prevención de Pamplona, en el Paleolítico, a pesar de la falta de higiene bucodental, la enfermedad dental era infrecuente y apenas había caries, mientras que estos problemas se han acentuado con el desarrollo de la civilización. Según este experto, la cocción de los alimentos ha hecho desaparecer la presión selectiva sobre la eficacia masticatoria, lo que ha tenido como consecuencia una degeneración genética y funcional de la dentición humana.

Otros factores que han influido, señala el Dr. Zalba, son el tipo de dieta, rica en grasas y azúcares, la reducción de la lactancia materna, o el empleo de cubiertos para comer, que han propiciado la disminución del desarrollo óseo y muscular y, en concreto, un menor volumen de los maxilares. Los especialistas reunidos en el evento concluyen que el enfoque evolutivo es fundamental para elaborar nuevas formas de prevención y tratamiento basadas en la comprensión biológica, que se pueden combinar con la odontología clínica cuyo objetivo es restaurar.

PUBLICIDAD