El carcinoma de la cavidad oral o cáncer oral supone el 3,4% de todos los tumores y el 37% de los tumores de cabeza y cuello. La edad media de incidencia son los 45 años y es un tumor directamente asociado al tabaquismo y al consumo de alcohol. Los hombres lo padecen en una proporción el doble a las mujeres. Alrededor de 1.500 personas mueren al año por este tipo de cáncer.

La cavidad oral se extiende desde la unión de la piel en la parte anterior de los labios hasta la unión de los paladares duro y blando (en la parte superior) y a la línea de papilas circunvaladas (en la parte inferior). Se divide en mucosa labial, los dos tercios anteriores de la lengua, la mucosa yugal (parte interna de las mejillas), suelo de la boca, encías, trígono retromolar y paladar duro.

Esta zona cuenta con una rica vascularización linfática (excepto los labios) y los tumores cercanos a la línea media suelen drenar de manera bilateral. La afectación ganglionar al diagnóstico suele ser del 30% (aunque varía según las localizaciones) y cuando este tumor disemina a distancia lo suele hacer a los pulmones y con mucha menor frecuencia al hueso o al hígado.

La mayoría de los tumores de la cavidad oral son de histología escamosa y suelen venir precedidos de lesiones premalignas. También podemos encontrarnos con tumores linfoides, de partes blandas, de hueso, cartílago, etcétera.

Cavidad bucal

Cada año se producen en todo el mundo entre 300.000 y 700.000 casos en todo el mundo. La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) ha advertido que se estima que para este año 2020 puedan superarse los 8.600 nuevos casos de este tumor oral en España, de los cuales 6.000 afectarán a hombres y el resto a mujeres. Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas, recuerda que "la esperanza de vida de un cáncer oral no detectado a tiempo se sitúa alrededor de los 5 años", por lo que incidir en estar atentos a sus señales de alarma, y realizar una adecuada autoexploración y un diagnóstico precoz, así como abandonar el tabaco y llevar hábitos de vida y de higiene bucal correctos son claves para anticiparse y superarlo con éxito.

Factores de riesgo del cáncer oral

Como comentábamos anteriormente, el cáncer de boca está directamente relacionado con el tabaquismo y con el hábito de fumar o mascar otros tipos de tabaco. Fumar en pipa, por ejemplo, puede constituir un riesgo especial en los cánceres del área de los labios. También lo está con el consumo de grandes cantidades de alcohol. Sin embargo, existen otros factores de riesgo que pueden considerarse causas o desencadenantes del carcinoma de la cavidad oral:

  • Infección por el virus del papiloma humano (VPH), el riesgo de infección oral por VPH se asocia con frecuencia a conductas sexuales como el sexo oral.
  • Llevar una higiene bucodental deficiente.
  • La irritación continua o crónica de la zona oral, ya sea por el roce de la dentura, dientes ásperos o dentaduras postizas mal posicionadas.
  • Algunos fármacos inmunosupresores.
  • Exposición continuada a la luz ultravioleta (en cánceres de labio, más comunes en personas que trabajan al aire libre).
  • Alimentación deficiente (baja en frutas y hortalizas).
  • Enfermedad de injerto contra huésped, que puede ocurrir tras un trasplante de células madre.
  • Padecer anemia de Fanconi o disqueratosis congénita.

Creado: 20 de diciembre de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD