PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Las pastas blanqueantes no varían el color de tus dientes

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha puesto a prueba 13 dentífricos que afirman en su etiquetado tener propiedades blanqueadoras, y ha comprobado que no cambian nada o casi nada el color de los dientes.
Mujer lavándose los dientes

Las pastas dentífricas no pueden poner los dientes blancos porque actúan en el esmalte.

06 de Marzo de 2017

Las pastas dentífricas que se anuncian como blanqueadoras no consiguen cambiar casi nada, o nada, el color de tus dientes, tal y como ha dado a conocer la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), tras realizar un estudio en el que se analizaban 13 dentífricos de diferentes marcas y precios durante un mes, periodo que muchos de sus fabricantes establecían como suficiente para notar los resultados de sus efectos blanqueantes.

Las pastas dentífricas no pueden blanquear, porque solo actúan en el esmalte, la parte más externa del diente, mientras que el color de la pieza depende de la dentina

El objetivo principal del estudio ha sido comprobar si la publicidad que acompaña a estos productos es real, pues entre los reclamos analizados figuraban afirmaciones como “dientes más blancos en siete días”, o “resultados visibles en un mes”, y todos ellos han resultado ser mentira, según ha concluido el estudio de la OCU. En la investigación se tomo una muestra de 30 personas de entre 18 y 65 años de edad, que probaron cada dentífrico durante un mes, utilizando el mismo cepillo de dientes, y adoptando exactamente los mismos hábitos de higiene bucal.

La valoración incluía el blanqueamiento, el brillo, y otros factores como la limpieza, el sabor, la sensación de aliento fresco, o la abrasividad. El nivel de brillo y blanqueamiento que proporcionaba cada pasta fue medido por un dentista desde el primero hasta el último día, gracias a la escala de color Vitapan, que incluye 16 colores diferentes de tonos dentales, y la limpieza se valoró en base al análisis Syookey, un test que mide la eliminación de manchas externas y de la película de saliva que se forma alrededor de los dientes, la cual contiene restos de comida. Esta prueba se realiza de manera in vitro con una máquina de cepillado automático sobre dentaduras bovinas. La abrasividad, por su parte, se medía con el análisis Hefferren hecho en laboratorios.

Exigen mayor control en el etiquetado de las pastas blanqueadoras

Las conclusiones a las que llegaron los investigadores tras analizar durante un mes los efectos de cada dentífrico fue que el cambio en el color de los dientes de los miembros del estudio fue prácticamente nulo. El producto que mejor valoración obtuvo en cuanto al cambio de tonalidad en la dentadura solo consiguió mejorar entre uno y dos tonos en la escala Vitapan en diez de las 30 personas encuestadas, y el requisito era que al menos la mitad presentase esos cambios, por lo que ni la pasta mejor valorada se puede considerar como blanqueadora, según la OCU.

En cuanto a la limpieza y a la cantidad de flúor que contiene cada dentífrico, los expertos han valorado positivamente las 13 pastas estudiadas, conteniendo cada una entre 1.100 y 1.450 ppm (partes por millón). Ninguno de los productos tenía una abrasividad dañina, pero sí que muchos de ellos eran de una abrasión alta, o muy alta. Por último, solo la mitad aprobaba en el brillo aportado a los dientes.

Según la OCU, las autoridades deberían controlar y ser más exigentes con el etiquetado de estos productos. Para la organización, es de vital importancia que en su envase se muestre el grado de abrasividad que puede producir en los dientes, y que solo se indiquen los efectos que se hayan podido demostrar científicamente, para evitar casos como estos, en los que la información que aparece en la etiqueta es puro marketing.

Cómo actúan los dentífricos en los dientes

No hay que olvidar que lo que da el color amarillento a la dentadura no es su parte externa, el esmalte, sino la parte interna de la pieza, llamada dentina, y sobre ella las pastas tienen un limitado poder de acción; sin embargo, sí que pueden eliminar pequeñas manchas de la superficie. También hay que tener en cuenta que cada persona tiene un color de dientes diferente y determinado por la genética, al igual que ocurre con el color de ojos, o de pelo. Pero existen factores que aumentan ese color amarillo tan antiestético, como el consumo excesivo de vino tinto, tabaco, o café.

Si quieres tener una sonrisa más blanca, la OCU recomienda ponerse en manos de un buen especialista que indique cuál es el mejor tratamiento para cada caso. En general, el proceso suele pasar por un blanqueamiento dental realizado por dentistas, y llevar una higiene bucodental perfecta, con al menos dos cepillados diarios. Además, no hay que hacerse el remolón, y es preciso acudir al dentista para cumplir con las revisiones anuales.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''