PUBLICIDAD

Noticias Tercera edad

El ejercicio suave mejora la masa muscular en mayores

Practicar ejercicio moderado regularmente contribuye a mejorar la masa muscular y la autonomía de las personas mayores, y disminuye el riesgo de que sufran lesiones y caídas al realizar sus actividades cotidianas.
Una pareja mayor practica ejercicio en el gimnasio

Practicar ejercicio suave mejora la masa muscular y la movilidad de los mayores.

13 de Noviembre de 2014

Practicar ejercicio moderado regularmente contribuye a mejorar la masa muscular y la autonomía de las personas mayores, y disminuye el riesgo de que sufran lesiones al realizar sus actividades cotidianas. Si el ejercicio a baja intensidad se combina, además, con técnicas de electroestimulación activa, mejora un 42% la masa muscular del recto anterior del cuádriceps, según revela un estudio que se ha publicado en Experimental Gerontology.

En las personas mayores se produce una pérdida progresiva de masa y fuerza muscular en las extremidades inferiores, y esto repercute negativamente en su capacidad funcional y reduce su independencia, incrementando también el riesgo de que sufran caídas y necesiten ser hospitalizados.

Por ello, y con el objetivo de mejorar la condición física de los ancianos, los autores del trabajo, que son investigadores del Grado en Fisioterapia de la Universidad CEU Cardenal Herrera (CEU-UCH) de Valencia, evaluaron los efectos que tenía el ejercicio físico de baja intensidad combinado con electroestimulación neuromuscular –que provoca contracciones musculares mediante impulsos eléctricos– en un grupo de 89 personas con edades comprendidas entre los 75 y los 96 años.

El grupo que combinó las contracciones voluntarias con las producidas mediante la electroestimulación registró una mejora del 42% en el músculo recto anterior, y una mejoría significativa de su movilidad general

Los voluntarios procedían de residencies de mayores de Valencia, y estaban capacitados para realizar de forma independiente las actividades de la vida diaria. Se les dividió en tres grupos, y realizaron ejercicios de extensión de la rodilla de baja intensidad; uno de los grupos con la contracción voluntaria del músculo; otro mediante electroestimulación neuromuscular; y el tercero, con una combinación de ambos métodos.

Tras cuatro meses de seguimiento, los investigadores comprobaron que los dos primeros grupos presentaron una mejoría en la masa muscular del 16 y el 30% respectivamente, mientras que el tercer grupo –que combinó las contracciones voluntarias con las producidas mediante la electroestimulación– registró una mejora del 42% en el músculo recto anterior, junto a una mejoría significativa de su movilidad general, en comparación con los otros grupos.

Pedro Rosado, profesor de la CEU-UCH y codirector del estudio, ha explicado que se trata de un ejercicio accesible, seguro y fácil de practicar para los mayores, que minimiza los efectos del envejecimiento sobre su forma física, y permite reducir el riesgo de que sufran una lesión.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''