PUBLICIDAD

Tejer, ocio y salud entre ovillos
Tejer es una actividad aconsejable a cualquier edad, pero los adultos mayores disfrutarán especialmente con su práctica, tanto por lo divertida que resulta, como por los beneficios que aporta a la salud de mente y cuerpo.
Escrito por Marina García, Periodista, experta en salud y tercera edad

En qué consiste tejer: 10 razones para comenzar a hacerlo

Mujer mayor tejiendo

Tejer consiste en confeccionar una tela, prenda de ropa u objeto decorativo entrelazando hilos a mano, con la ayuda de una máquina, o de una o dos agujas de tejer, que pueden ser de diferentes materiales como madera, aluminio o plástico. Existen varias técnicas para tejer, pero las más comunes son a punto y ganchillo.

La finalidad de este tipo de técnica de costura siempre ha sido crear telas con las que poder confeccionar prendas de abrigo y de vestir. Parece ser que sus comienzos se remontan a la época de los egipcios –en torno al año 2.000 a. C.–, quienes ya utilizaban telares para confeccionar prendas con hilos de lino; mientras que la lana se empezó a usar después, en Creta y en Mesopotamia, cuando la oveja se convirtió en un animal de crianza doméstica.

Con el paso del tiempo y el desarrollo de la industria textil, con máquinas que producen miles de prendas en minutos, la técnica de tejer se ha convertido en una práctica más de ocio y entretenimiento, e incluso se usa como terapia de relajación, o para la rehabilitación física y mental.

10 razones para que los mayores comiencen a tejer

Aunque cuando se habla de tejer lo primero que nos suele venir a la mente es una mujer mayor con un par de agujas largas en las manos y rodeada de ovillos de colores, actualmente cada vez son más las personas jóvenes aficionados a esta actividad debido a que es una práctica divertida, relajante, y beneficiosa para la salud física y mental. Aquí tienes 10 buenas razones para incorporarla a tu tiempo de ocio:

  1. Te va a ayudar a prevenir el estrés y a aliviar la ansiedad que puedes sufrir en momentos concretos.
  2. Te obliga a dedicar unos momentos del día para ti, ya sea en soledad, o con un grupo de personas.
  3. Contribuirá a mantener tu cerebro más joven durante más tiempo porque la concentración y la actividad física y mental que implica tejer, mantienen activas las neuronas.
  4. Te vas a sentir más feliz porque tu cerebro va a liberar endorfinas, la hormona de la felicidad.
  5. Va a aumentar tu fuerza de voluntad y tu espíritu de superación, ya que tejer engancha, y día a día querrás hacerlo mejor, elaborar prendas más bonitas y aprender nuevas técnicas. Además, si te equivocas, tendrás que deshacer el trabajo realizado y volver a empezar, lo que va reforzar tu fuerza de voluntad.
  6. Aumentará tu autoestima al comprobar que puedes conseguir hacer con tus manos lo que te propongas.
  7. Si te unes a una clase, conocerás a personas nuevas, fomentarás tu sociabilidad, y te sentirás parte de un grupo, lo que también mejorará tu estado de ánimo.
  8. Si el dolor forma parte de tu vida, tejer te puede ayudar a reducirlo.
  9. Podrás prevenir la falta de movimiento en las manos que conlleva la artrosis, una enfermedad reumática asociada con el envejecimiento.
  10. Dispondrás siempre de un regalo para tus familiares y amigos hecho por ti mismo, algo que resulta muy gratificante.

Actualizado: 22 de Enero de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD