PUBLICIDAD

Tercera edad
Universidad para mayores
En el caso de las personas mayores estudiar no solo es una fuente de conocimiento, sino también de salud, ya que está comprobado que previene o retrasa el deterioro cognitivo y reduce el riesgo de sufrir depresión.
Escrito por Inma D. Alonso, Periodista experta en salud y bienestar

Universidad para mayores

Cada vez resulta más frecuente que las personas de 55 años en adelante asistan a clase en las aulas de las facultades de cualquier universidad, y no sólo en los centros educativos conocidos como 'universidades de mayores'. En general, el perfil de estos alumnos suele ser bastante similar: prejubilados o jubilados –mujeres y hombres– con ganas de poner a prueba su capacidad de superación y con una gran motivación por aprender.

Si no tuviste la oportunidad de estudiar una carrera en su momento, o tus inquietudes te impulsan a adquirir nuevos conocimientos, piensa que nunca es tarde para estudiar. Sin duda la clave para seguir aprendiendo, tengas la edad que tengas, está en aceptar tu edad biológica y no permitir que el hecho de cumplir años se convierta en un impedimento para hacer aquello que deseas y que te ilusiona.

En vez de interpretar la jubilación como el final de una etapa, resultará mucho más positivo para ti ver ese momento como una gran oportunidad para disfrutar y aprovechar tu nuevo tiempo libre, que podrás dedicar a todas aquellas cosas que precisamente por falta de tiempo, siempre habías dejado pendientes. Y, por lo general, estudiar suele estar entre ellas.

Qué y dónde estudiar

Para poder matricularte en la universidad, aunque depende del centro escogido y del país en el que residas, es posible que tengas que realizar una prueba de acceso específica para mayores de 45 años en la que se evalúan los conocimientos generales sobre diferentes materias.

Algunas universidades ofrecen programas educativos destinados a los adultos mayores en los que les brindan la posibilidad de asistir como oyentes a determinadas asignaturas de diferentes titulaciones. En estos casos no podrás obtener el título académico, y por ello no suele ser necesario realizar ni prueba de acceso ni tampoco exámenes de las asignaturas.

Respecto a los centros educativos, son muchas las universidades que ofertan titulaciones y aulas específicas para mayores, aunque cada vez son más los que optan por ir a clase con compañeros que podrían ser sus nietos; algo que les supone un gran reto a la hora de estudiar y de relacionarse, pero que con ilusión y ganas seguro que puede ser muy enriquecedor también para ti si te decides a hacerlo.

Y, por supuesto, también están aquellos que se atreven con las nuevas tecnologías y que deciden estudiar online. Si esa es tu elección la oferta de estudios es mucho más amplia, sobre todo si sabes idiomas, ya que te permitirá cursar una carrera en cualquier universidad que ofrezca titulaciones a distancia.

Respecto al coste económico, no suele ser un gran impedimento porque son muchas las universidades que ofrecen descuentos, y hasta titulaciones gratuitas, para aquellas personas que se matriculan a partir de los 55-60 años.

Y en cuanto a las temáticas de las carreras todo depende, obviamente, de tus gustos y preferencias. Sin embargo, es frecuente que los más mayores opten por formarse en temas relacionados con la salud, los idiomas y la cultura.

Actualizado: 22 de Junio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD