PUBLICIDAD

Butiyoga, el yoga más femenino

El butiyoga es un programa de entrenamiento para mujeres ideal para perder peso y esculpir la figura, que combina las asanas del hatha yoga con movimientos de danzas tribales y ejercicios pliométricos.
Clase de butiyoga

El butiyoga combina entrenamiento cardiovascular, tonificación y estiramientos, fusionando movimientos inspirados en danzas tribales africanas con posturas del Hatha yoga y ejercicios pliométricos.

Perder peso y volumen corporal, tonificar los músculos, adquirir fuerza y flexibilidad y, además, divertirse, realizando unos movimientos de lo más sensuales. ¿Qué más se le puede pedir a una actividad física? Pues eso es lo que consiguen las mujeres que practican butiyoga, un programa de entrenamiento que combina las asanas propias del hatha yoga con la danza y ejercicios pliométricos, y que según afirman ayuda a reducir hasta dos tallas con tan solo un mes de entrenamiento.

En 2010, la estadounidense Bizzie Gold desarrolló un programa basado en activar y controlar cada músculo del abdomen, en el que incluyó intensas danzas tribales y ejercicios pliométricos, con el objetivo de reestructurar la pared abdominal, eliminar la grasa corporal, y esculpir una figura definida y esbelta: así nació el butiyoga, un entrenamiento ideal para las mujeres que desean disfrutar del yoga, pero no disponen de suficiente tiempo para dedicar a esta actividad si además quieren acudir al gimnasio con regularidad, y que se ha puesto de moda entre muchas 'celebrities', como Julia Roberts y Jennifer Love Hewitt.

Trabajar los músculos del core

Bizzie Gold desarrolló un programa basado en activar y controlar cada músculo del abdomen, en el que incluyó danzas tribales y ejercicios pliométricos, para reestructurar la pared abdominal, eliminar la grasa corporal, y esculpir la figura

El butiyoga enseña a trabajar los músculos del core, la zona central del cuerpo (faja abdominal-dorsal-lumbar), mediante un abordaje multidimensional, que incluye tanto los músculos responsables del movimiento corporal, como aquellos que sirven para estabilizar el cuerpo. Mientras algunos ejercicios tradicionales se centran en desarrollar únicamente la musculatura abdominal, con el butiyoga se fortalece y tonifica también la musculatura dorsal y lumbar.

El mejor ejercicio –dicen los expertos– es el que no aburre ni agota demasiado, porque así resultará más fácil de mantener a largo plazo. En las clases de butiyoga, que duran entre 60 y 90 minutos, se combina el entrenamiento cardiovascular, con tonificación y estiramientos, fusionando movimientos inspirados en Miami Booty Dance, Brazilian Baile Funk, o danzas tribales africanas, con posturas propias del Hatha yoga y ejercicios pliométricos que, según explica Bizzie Gold, le ayudaron a recuperar su figura tras el nacimiento de su hija.

En Estados Unidos existen numerosos centros en los que se imparten clases de esta disciplina, aunque también se ofrecen clases online y DVD’s con diversos planes de entrenamiento en la página web de su creadora (http://butiyoga.com/), porque los ejercicios se pueden realizar en casa, otra de sus grandes ventajas. Además, en los programas se incluyen propuestas dietéticas para mejorar los hábitos alimenticios y facilitar la pérdida de peso a las usuarias.

 

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Miguel Pita
El experto en genética Miguel Pita explica cómo influye nuestro ADN en nuestro comportamiento y preferencias. Foto @CarlosGivaja.

Miguel Pita

Doctor en Genética y Biología Celular, y autor de 'El ADN dictador'
"Estamos más determinados genéticamente de lo que nuestro cerebro quiere reconocer, porque hemos perdido la capacidad de vernos como animales, pero si nos fijásemos en otros animales observaríamos que en su programa genético llevan escritos muchos instintos que condicionan su conducta"

Salud en cifras

x2
multiplica el riesgo de mortalidad prematura la gota no controlada
'Fuente: 'Dr. Fernando Pérez-Ruiz, jefe de grupo de investigación del Instituto Biocruces''

PUBLICIDAD