PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Sensibilidad al gluten no celíaca
La sensibilidad al gluten no celíaca tiene un diagnóstico complejo y una sintomatología difusa. Te explicamos cómo diferenciarla de los otros trastornos asociados al consumo de gluten: la alergia y la celiaquía.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Consejos nutricionales para la sensibilidad al gluten no celíaca

Hoy en día, cada vez hay más productos libres de gluten en el mercado, y la amplitud de la oferta ha mejorado notablemente la variedad del consumo de alimentos, especialmente en cuanto a cereales se refiere. Sin embargo, existen unas pautas básicas que ayudarán a las personas con sensibilidad a llevar mejor su dieta diaria.

Cuanto más sencilla sea la preparación y elaboración de un plato menor es el riesgo de que contenga gluten. Al ir complicando las recetas, aumenta también la posibilidad de que entre sus ingredientes haya alguno asociado a esta intolerancia.

Asimismo, alimentos que son libres de gluten por naturaleza se pueden contaminar con el gluten contenido en otros productos, si no hay unas medidas de higiene muy estrictas. Por ello, en el caso de que haya personas con una sensibilidad al gluten muy marcada puede ser necesario el uso exclusivo de vajilla, cubertería, cazuelas, tabla de cortar, paños de cocina, etcétera.

También es importante no almacenar productos con y sin gluten en los mismos espacios, así como lavar y desinfectar bien todos los utensilios una vez empleados.

Ante la duda de si un producto tiene gluten o no, es mejor abstenerse de su consumo.

Es recomendable acostumbrarse a leer el etiquetado de los alimentos con atención, y hacerlo de manera periódica, aunque se trate del mismo producto, ya que ha podido cambiar su composición.

Menú

Ejemplo de dieta para pacientes con sensibilidad al gluten no celíaca

El menú presentado aquí constituye un ejemplo de un día para una persona que tenga que llevar una dieta con restricción moderada de fructosa (con tolerancia media). Cada persona con dificultad en la absorción de fructosa debería probar distintos contenidos de ésta en su dieta hasta conocer su umbral máximo de tolerancia, incluyendo pequeñas cantidades de alimentos con fructosa, para no mermar las aportaciones de vitaminas, fibra, etcétera, tal y como mostramos en este menú tipo:

Arroz salteado con cebolla, zanahoria y guisantes
Arroz salteado con cebolla, zanahoria y guisantes
Desayuno:
  • Vaso de leche baja en grasa, con o sin café.
  • Cereales de desayuno de maíz.
  • Rodaja de melón.
Almuerzo:
  • Yogur natural.
  • Mandarinas.
Comida:
  • Arroz salteado con guisantes, cebolla y zanahoria.
  • Conejo asado con guarnición de lechuga y tomate.
  • Pera.
  • Pan sin gluten.
Merienda:
  • Vaso de leche baja en grasa, con o sin café.
  • Tostada de pan sin gluten con tomate natural y aceite de oliva virgen.
Cena:
  • Puré de verduras frescas.
  • Merluza plancha con ajos y limón.
  • Melocotón.
  • Pan sin gluten.

Actualizado: 22 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

80%
de los españoles no toma un desayuno equilibrado y saludable
'Fuente: 'II Estudio Lidl-5 al día sobre los Hábitos del Desayuno en España''

PUBLICIDAD