PUBLICIDAD

Embarazo
Lo que te dirá la ecografía
Una ecografía es algo más que la primer imagen que tendrás de tu bebé. Además de permitir vigilar la evolución del embarazo puede desvelar anomalías fetales. Te revelamos todos sus secretos.
Escrito por Dr. Roberto Rodríguez, Ecografista y especialista en Obstetricia y Ginecología

Las tres ecografías del embarazo

En un embarazo normal o de bajo riesgo se recomienda realizarse tres ecografías, una por trimestre. La primera entre las semanas 11 y 14, la segunda entre la 18 y la 22 y la tercera entre la 32 y la 36. Descubre para qué sirve cada una de ellas.

Ecografía de la 11-14 semana

Proporciona información sobre la vitalidad embrionaria, sobre el número de embriones y sobre el tiempo de embarazo, a través de la medida de la longitud del embrión (CRL), de una manera muy fiable. Es además una ecografía muy importante porque en ella medimos la translucencia nucal, parámetro que entra a formar parte del cribado de cromosomopatías del primer trimestre.

También es muy necesaria, porque, en la actualidad, con la mejora de los equipos y con la mayor experiencia de los ecografistas, podemos ver más estructuras fetales, lo que nos permite detectar algunas anomalías precoces. También sirve para evaluar el aparato genital interno materno y descartar patologías como miomas uterinos o quistes de ovario.

Ecografía de la semana 20

Se realiza entre las semanas 18 y 22. Se llama también ecografía morfológica. Es el momento óptimo para hacer un estudio detallado del feto: porque ya es lo suficientemente grande, porque tiene desarrollados prácticamente todos sus órganos y sistemas y porque existe una buena cantidad de líquido amniótico, imprescindible para poder realizar una valoración ecográfica adecuada.

En esta ecografía, la más importante de todo el embarazo, además de consignar la localización placentaria, la posición fetal y las medidas del feto, hacemos un rastreo minucioso de toda la anatomía fetal (cabeza, cara, columna vertebral, abdomen, tórax, corazón y extremidades) en busca de posibles anomalías.

Ecografía de la semana 32-36

La ecografía del tercer trimestre va encaminada, fundamentalmente, a determinar la estática fetal (posición del feto dentro del útero), la localización de la placenta, la valoración de la cantidad de líquido amniótico (el líquido amniótico es un indicador de bienestar fetal, cuando disminuye el feto puede estar en riesgo) y a la valoración del crecimiento y bienestar fetal.

En esta ecografía también se investigan las anomalías de aparición tardía, como pueden ser hidrocefalia, dilataciones intestinales, obstrucciones renales, etcétera. En casos necesarios se pueden hacer estudios Doppler, que nos ayudan a predecir el estado de salud del feto.

Actualizado: 31 de Octubre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8,6%
de los bebés que nacieron en España en 2015 fueron concebidos gracias a técnicas de reproducción asistida
'Fuente: 'Ministerio de Sanidad''

PUBLICIDAD