Las doulas

Las doulas son madres experimentadas que hacen de 'ángeles de la guarda' de las embarazadas, acompañándolas física y emocionalmente durante todo el proceso previo y posterior al parto. Conócelas mejor.

Qué es una doula y cómo puede ayudarte

Doula

Actualizado: 26 de noviembre de 2022

Si estás embarazada, lo habitual es que durante el período de gestación –pero sobre todo en el momento del parto y el posparto– sientas dudas y, hasta cierto punto, temores y preocupación. Hay muchas formas de obtener información para resolver esas dudas, ya sea a través de bibliografía o del equipo médico que nos asistirá en el parto. En este sentido, recientemente está cobrando cada vez más importancia la figura de la doula, una persona que ayuda y acompaña a otras mujeres que están a punto de ser madres durante esta nueva etapa de su vida. Conoce en qué consiste la labor de estas mujeres, apodadas por muchas de las que han contado con sus servicios como “los ángeles de la guarda de las embarazadas”.

PUBLICIDAD

¿Qué es una doula?

Las doulas son mujeres que, por lo general, son madres y se ofrecen a compartir su experiencia como tal con otras mujeres que están a punto de serlo. No olvidemos que el embarazo, sobre todo su recta final, es una época de muchos cambios, surgen dudas sobre cómo será el momento del parto, si éste será doloroso o sobre si estaremos preparadas para ocuparnos de los cuidados del bebé.

Doula

Normalmente buscamos las respuestas a estas inquietudes en el equipo médico que supervisa nuestro embarazo (ginecólogo, matrona, obstetra, pediatra, etcétera) y en nuestra pareja, pero ocurre que a veces esto no resulta suficiente. Ahí surge la figura de la doula, una mujer que con su empatía y sus consejos ayuda a reforzar la confianza de las embarazadas, quienes gracias a su apoyo se sienten más seguras de cara al momento del parto y durante el puerperio.

PUBLICIDAD

Básicamente la función de la doula es el acompañamiento físico y emocional. No suelen tener formación médica como en el caso de las matronas y no están cualificadas para realizar el seguimiento del embarazo o asistir en el parto, pero cada vez es más frecuente que esta figura esté presente en alumbramientos, ya sea en tu propio hogar si has decidido tener al bebé en casa, o en el hospital o clínica a la que acudas –en ese caso deberás anunciar previamente al personal médico que te va a atender si está de acuerdo con que la doula esté presente–.

De hecho, en este sentido, también es posible encontrar cursos de formación para doulas en los que las personas interesadas pueden aprender todo lo necesario sobre cuestiones tales como la fisiología del embarazo, en qué consiste el acompañamiento en el parto y el posparto, la lactancia o cómo acompañar el duelo en el caso de que se produzca una muerte neonatal o perinatal.

PUBLICIDAD

Funciones de una doula

La doula no se considera personal médico, sino más bien una consejera que posee una gran sensibilidad, un acompañante fiel que llega allí donde tu familia o pareja no pueden ayudarte. Sin duda, su principal función es la de dar apoyo –de hecho, etimológicamente, ‘doula’ significa sirvienta o mujer experimentada– y las acciones que realice dependerán de las necesidades que tenga la embarazada a la que acompaña en cada momento y etapa de la maternidad (puerperio, parto, posparto, lactancia…).

Por ejemplo, puede darse el caso de que la futura mamá tenga otros hijos. La doula entonces puede ayudarla con el cuidado de esos hijos –para que la mamá pueda atender disfrutar del bebé sin remordimientos– o aconsejarla para que les explique de la mejor forma posible la llegada del nuevo miembro de la familia.

Doula calmando a una mujer de parto

También puede darse la situación de que la futura mamá esté sola o tenga problemas de pareja, sin duda, la presencia y compañía de la doula será fundamental y encontrará en ella y en su experiencia un apoyo crucial en esta nueva etapa de su vida.

PUBLICIDAD

Ya hay estudios científicos que demuestran lo beneficioso de este rol, de los que se desprenden datos tan importantes como que la presencia y trabajo de la doula durante el parto de los casos analizados redujo en un 50% la cifra de cesáreas y hasta en un 60% las peticiones de epidural.

En lo que al posparto se refiere, su trabajo parece que también contribuye a que disminuyan las depresiones posparto, ya que las madres participantes en estos estudios se mostraban mucho más seguras respecto a los cuidados del bebé. Y es que una doula se encarga de reforzar sobre todo el aspecto moral y emocional de la embarazada, que puede así sentir en todo momento como sus decisiones son respaldas y sus dudas resueltas por una mujer -madres por encima de todo-, con una experiencia y una sensibilidad impagables.

PUBLICIDAD

Incluso en un 52% de los casos estudiados la lactancia materna se llevó a cabo de forma exitosa gracias a sus consejos sobre pautas o posturas más eficaces.

Cómo y dónde encontrar una doula

Si estás embarazada y te interesa contactar con una doula, puedes hacerlo a través de Internet. Hay numerosas webs en las que encontrar no sólo información sobre el tema, sino también dónde localizar la doula más próxima a tu ciudad o cómo ponerte en contacto con ellas.

Es importante que consideres que, a pesar de tener presencia en España desde hace aproximadamente diez años y que su función está muy generalizada, aún hoy no es posible encontrar doulas en todas y cada una de las ciudades españolas.  

Y si estás leyendo este artículo desde América Latina o EE.UU., regiones donde la figura de las doulas lleva más tiempo instaurada, te será más sencillo dar con alguna de confianza. Puedes encontrar doulas en Gran Bretaña, EE.UU, Canadá, México y hasta en Trinidad y Tobago en dona.org

Doula conversando con una mujer embarazada

¿Cuánto cuestan los servicios de una doula?

En cuanto al precio que estas mujeres cobran por su labor, no está estipulado un coste fijo, entre otras cosas porque dependerá del servicio que la contrates. Eso sí, ten en cuenta que su figura no está contemplada en la Seguridad Social, por lo que sus emolumentos tendrán que correr de tu parte. Su sueldo puele oscilar entre los 20 y los 40 euros por hora o los 50 o 60 por visita, a los 500 o 600 euros que puede costar la asistencia durante el momento del parto, también hay quién ofrece este servicio con todo incluído –embarazo, parto y posparto– por un valor de unos 1.200 euros. Pueden parecer cifras más o menos elevadas, pero hay que tener en cuenta que tienen total disponibilidad durante la recta final del embarazo, esto es, entre las semanas 38 y 42.

PUBLICIDAD

Por otro lado, está lo que se conoce como servicio posparto, que va desde el apoyo en las primeras horas nada más dar a luz a visitas acordadas con la madre en las primeras semanas en casa, donde la ayuda en sus primeros pasos con el bebé y la aconseja sobre cuándo dormir o qué comer sin que se sienta culpable por ello. Esta asistencia se valora en torno a los 300 euros.

Críticas a la figura de la doula

En su mayoría, las críticas que reciben las doulas proceden principalmente del colectivo de enfermeras y matronas que asisten a las mujeres embarazadas durante la gestación y, posteriormente, en el posparto y puerperio. Según su opinión, si tenemos en cuenta que las doulas no tienen formación médica reglada, la función de estas mujeres supondría cierto intrusismo en el ámbito profesional de enfermeras y matronas.

Por su parte, las doulas responden a esta cuestión asegurando que ellas no pretenden ocupar ni el lugar ni las funciones de estas profesionales de la salud, sino que, con su presencia y sus consejos, lo que intentan es humanizar los procesos de parto y crianza del bebé, algo que, según aseguran las doulas, en no pocas ocasiones se ha perdido debido, sobre todo, a que la asistencia médica en nuestros días a veces puede resultar bastante impersonal.

Doula

Este es así porque en algunos centros el número de matronas no es muy elevado, lo que hace que tengan que asistir en varios partos y estar pendientes de varias madres a la vez, mientras que la doula puede centrarse por entero en una sola mami, por lo que la relación entre madre y doula es mucho más íntima y cercana.

"Hay mujeres que se sienten inseguras o que son emocionalmente más débiles o no cuentan con una pareja o con familiares que las apoyen, en estos casos sí que es muy recomendable que estén acompañadas por una doula"

El doctor Rafael Fraile Pérez-Cuadrado –ginecólogo, obstetra y director del Instituto Materno Infantil (IMI) de Alicante– opina así respecto a la figura de las doulas: “desde el IMI creemos que la labor de las doulas es beneficiosa en función de las circunstancias puntuales en las que se desarrolla cada embarazo. Esto es, hay mujeres que se sienten inseguras o que son emocionalmente más débiles y si no cuentan con una pareja o con familiares que las apoyen, pueden tener muchos miedos respecto al parto o el cuidado del bebé; en estos casos sí que es muy recomendable que estén acompañadas por una doula si ellas así lo desean. Sin embargo, otras mujeres se sienten capaces de afrontar estas situaciones sin problema, son más fuertes emocionalmente, no temen a la maternidad y saben desenvolverse perfectamente sin necesidad de ayuda; en estos casos, las mujeres se apoyan más en su pareja y se sienten bien consigo mismas al recibir la admiración de su entorno, que suele reconocerle su importancia en el desempeño de su papel de madre”.

Y concluye, “por consiguiente, el papel de la doula no debe ser estrictamente necesario para todas las mamás, sino sólo en los casos en los que el hospital detecte que la futura madre no va a ser capaz por sí sola de cuidar a su hijo por sus condiciones físicas o psíquicas; la doula puede ser la persona idónea para acompañar a esa madre y enseñarla a manejar la nueva situación. Por el contrario, cuando una mujer que acaba de dar a luz cuenta con la ayuda de su pareja, de su madre, de su suegra o de una amiga, puede que si la doula interviene el resto de personas sientan que ella llega para suplantar a alguien, lo que puede llegar incluso a generar conflictos familiares”.

Creado: 21 de mayo de 2012

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD