PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

El tratamiento de la mastitis mejoraría con un antibiograma

El tratamiento de la mastitis infecciosa, un trastorno frecuente en las mujeres en periodo de lactancia, mejoraría si se realizara un antibiograma de la leche materna para identificar la bacteria causante del problema.
El tratamiento de la mastitis mejoraría con un antibiograma

En el estudio se ha observado que en más del 50% de los casos de mastitis analizados, las bacterias responsables son resistentes a los antibióticos que se suelen prescribir para combatirlas.

15 de Abril de 2016

Realizar un cultivo y un antibiograma de la leche materna permitiría diagnosticar con fiabilidad las mastitis infecciosas, una complicación del posparto que afecta a una de cada diez mujeres durante el periodo de lactancia (aunque su prevalencia podría llegar al 33%), con una mayor incidencia en la segunda y tercera semana tras el parto, y mejorar el tratamiento de este trastorno, evitando tanto la polimedicación en las mujeres lactantes que sufren mastitis, como el abandono precoz de la lactancia materna.

Las mastitis infecciosas son una de las principales causas por las que las mujeres dejan de amamantar a sus bebés prematuramente, debido al dolor que provocan. Un equipo de investigadores del Departamento de Nutrición, Bromatología y Tecnología de los alimentos de la Universidad Complutense de Madrid, dirigido por el Dr. Juan Miguel Rodríguez, ha realizado un estudio en el que han observado que en más del 50% de los casos de mastitis analizados, las bacterias responsables son resistentes a los antibióticos que se suelen prescribir para combatirlas, como amoxicilina, cloxacilina o eritromicina, entre otros.

Las mastitis infecciosas son una de las principales causas por las que las mujeres dejan de amamantar a sus bebés prematuramente, debido al dolor que provocan.

Los estafilococos y los estreptococos son los grupos bacterianos que causan mastitis infecciosa con mayor frecuencia, aunque tras analizar la leche de más de 4.000 madres lactantes con síntomas de mastitis (inflamación y enrojecimiento del pecho, fiebre, malestar general, cefalea, náuseas…), los investigadores comprobaron que los primeros suelen estar involucrados en más del 75% de los casos, especialmente la bacteria Staphylococcus aureus en las mastitis agudas, y Staphylococcus epidermidis en infecciones subagudas, crónicas o recurrentes.

El antibiograma determina la sensibilidad o resistencia de una bacteria a un grupo de antibióticos, por lo que evitaría que se administraran a la paciente medicamentos innecesarios e ineficaces, que además pueden causar efectos adversos, porque al eliminar otras bacterias no resistentes presentes en la leche materna favorecen la proliferación de las cepas de estafilococos, hasta hacer que se obturen los conductos que componen la glándula mamaria.

Los autores del trabajo concluyen que el empleo inadecuado de antibióticos que no resultan eficaces en el tratamiento de la mastitis puede tener como consecuencia el desarrollo de una infección crónica o recurrente, e incluso causar candidiasis vaginal –una situación que se presentó en alrededor del 10% de los casos que analizaron–, lo que implica que la pacientes se ve sometida a una polimedicación que se hubiera podido evitar si el trastorno se hubiera abordado correctamente desde el principio realizando un análisis microbiológico de la leche materna para facilitar el diagnóstico.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Tres
millones de personas en España padecen dolor neuropático
'Fuente: 'Sociedad Española de Neurología''