PUBLICIDAD

Noticias Tercera edad

Bailar salsa mejora el estado físico de los adultos mayores

Los adultos mayores que bailan salsa dos veces por semana mejoran su condición física y caminan más rápido, lo que puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, según un estudio.
Dos adultos mayores bailan en un jardín

Además de tener beneficios para la salud cardiovascular, bailar mejora la movilidad y el equilibrio de los mayores y disminuye el estrés.

11 de Marzo de 2016

Bailar salsa regularmente puede ayudar a mejorar la condición física de los adultos mayores y contribuir a que caminen más rápido, disminuyendo también su riesgo a desarrollar enfermedades cardiovasculares, según revela un estudio que han realizado investigadores de la Universidad de Illinois en Chicago (EE.UU.), y cuyos resultados se han presentado en las Sesiones Científicas sobre Epidemiología/Estilo de vida de la Asociación Americana del Corazón.

Las personas mayores que realizaron el programa de baile aumentaban su nivel de actividad física durante su tiempo de ocio y caminaban más rápido

En la investigación participaron 54 adultos de habla hispana de alrededor de 65 años de edad (el 80% eran mujeres mexicanas), cuya actividad física era escasa, y a los que se asignó aleatoriamente a participar en un programa de baile dos veces a la semana, o a asistir a sesiones de educación para la salud durante cuatro meses. El programa, denominado Bailamos, incluía cuatro estilos de baile distintos: bachata, cha cha chá, merengue y salsa, y la coreografía, dirigida por un instructor, aumentaba su complejidad a medida que el programa avanzaba.

Los investigadores registraron el nivel de actividad física de los voluntarios a través de cuestionarios, y les sometieron a una prueba en la que tenían que caminar 400 metros al inicio y a la finalización del estudio. A los cuatro meses de comenzar el programa de baile, observaron que las personas mayores que bailaban realizaban más actividad física durante su tiempo de ocio y caminaban más rápido.

De hecho, los bailarines caminaron 400 metros en menos de 392 segundos, mientras que antes de comenzar a bailar tardaban 430 segundos en recorrer la misma distancia, y sus actividades físicas de ocio pasaron de 650 a 818 minutos por semana. Los participantes que asistieron al programa de salud también mejoraron algo su estado físico, pero menos, ya que tardaron 409 segundos en terminar el paseo de 400 metros, en comparación con los 419 segundos que les llevó hacerlo cuatro meses antes, y el tiempo dedicado a la actividad física de ocio pasó de 522 a 628 minutos semanales.

Se ha demostrado que la práctica regular de ejercicio físico –un mínimo de 150 minutos de actividad física moderada o 75 minutos de actividad física intensa a la semana– reduce el riesgo cardiovascular y otras patologías y problemas asociados al envejecimiento, además de mejorar la movilidad y el equilibrio y disminuir el estrés. Bailar podría proporcionar otros beneficios añadidos en el caso de los adultos mayores y ancianos y la directora del estudio Bailamos, Priscilla Vásquez, ha declarado que su intención es utilizar imágenes de resonancia magnética para comprobar si este programa podría tener un impacto positivo en el cerebro de las personas de edad avanzada con deterioro cognitivo leve.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dra. Ana Morais López, experta en nutrición pediátrica

Dra. Ana Morais, experta en obesidad infantil del Hospital La Paz

Dra. Ana Morais López

Experta en nutrición pediátrica del Hospital Universitario La Paz de Madrid
"La disminución de la actividad física es el principal factor que ha favorecido la epidemia de obesidad infantil"

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x2
multiplica el riesgo de mortalidad prematura la gota no controlada
'Fuente: 'Dr. Fernando Pérez-Ruiz, jefe de grupo de investigación del Instituto Biocruces''