PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Amla, el mejor antioxidante ayurvédico
La medicina ayurveda emplea el amla o grosellero indio como un rejuvenecedor a nivel físico y mental, que además potencia el sistema inmune. Conoce lo que este remedio herbario puede hacer por tu salud.
Escrito por Jordi Cebrián, Periodista especializado en plantas medicinales

Qué es el amla o grosellero indio

Amla

El amla es un árbol caducifolio que es propio de Asia central y meridional.

Los frutos del grosellero indio o amla se han empleado desde antiguo en la medicina tradicional india, ya sea ayurveda o unani, como un tónico vigorizante y rejuvenecedor destinado sobre todo a frenar el envejecimiento y a combatir las infecciones. Sus virtudes terapéuticas, en especial sus posibles efectos antimicrobianos, analgésicos, antiinflamatorios, hipolipemiantes, tónicos e inmunoestimulantes han llamado la atención de la fitoterapia occidental.

Actualmente abunda la literatura científica y paracientífica de este recurso herbario en Internet, y diversas celebrities como Kim Kardashian, Britney Spears o Sofía Vergara también han descubierto sus poderes y lo promocionan en Instagram, lo que ha ayudado a que ya puedes hallar productos herbarios que contienen estos frutos en muchos herbolarios de Europa o América.

Los antiguos textos ayurvedas indios Charaka Samhita y Sushruta Samhita, que dan cuenta del uso tradicional de plantas silvestres como drogas medicinales, destacan al amla o grosellero indio como el mejor tónico y vigorizante que nos brinda la naturaleza, y lo incorporan en algunos de sus preparados herbarios tradicionales, como el Chyawanprahs, el Amalaki Rasayana y el Tryphala (un conocido tónico digestivo), a los que aporta su poder revitalizante a nivel físico y mental.

Cómo es y dónde se encuentra el amla

Grosellero indio es la traducción literal del inglés, indian gooseberry, del nombre de un pequeño árbol de la familia de las euforbiáceas, Phyllanthus emblica L. (sinónimo de Emblica officinalis), que cuenta con otras muchas denominaciones vulgares en la India y en Asia en general: amalaki en sánscrito, amala en gujarati, nellikka en malabar o bien amla en hindi, en bengalí y también en urdu, entre otros muchos.

Amla o grosellero indio
El amla o grosellero indio se ha utilizado en la medicina tradicional china por sus propiedades antienvejecimiento y por sus virtudes terapéuticas.

En castellano se le conoce asimismo como zarramonera, o simplemente emblica oficinal, un neologismo, y en inglés, junto a indian gooseberry, recibe también los nombres de myrobalan y malaccan tree. Tal variedad y riqueza denominativa da fe de la importancia cultural y médica que se le concede.

El amla o amalaki es un árbol caducifolio de porte modesto pero copa amplia, de entre 5 y 15 metros de alto, con la corteza grisácea, muy agrietada, las hojas compuestas, partidas en numerosos segmentos estrechos, las flores de color verde amarillento, reunidas en inflorescencias compactas tipo amentos, y los frutos esféricos, carnosos, de color verde pálido, y entre 18 y 25 mm de diámetro, que contienen una semilla verdosa en forma de corazón en su interior.

Crece de forma natural en bosques claros y matorrales, desde el nivel del mar a zonas montañosas por encima de los mil metros. Es nativo del Asia central y meridional, de Pakistán, la India, Bangladesh y Nepal a Birmania, Vietnam y Malasia, pero se encuentra como cultivo a pequeña escala en otros países de clima tropical y subtropical, como Madagascar.

El árbol tiene un crecimiento relativamente lento y no produce frutos hasta el sexto o séptimo año de vida. El fruto madura en septiembre y octubre, y se suele cosechar manualmente. Tiene un sabor amargo, algo ácido y astringente, y una textura fibrosa. Con fines medicinales se aprovechan, en efecto, los frutos, y en menor medida también las semillas, las hojas, las raíces y la corteza.

Actualizado: 5 de Marzo de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD