PUBLICIDAD

Tercera edad
Abuelos canguro
La difícil conciliación de la vida familiar y laboral ha originado la figura de los abuelos canguro, quienes, a veces casi obligados, se ocupan del cuidado de sus nietos, a pesar de las limitaciones que pueden tener.
Escrito por Marina García, Periodista, experta en salud y tercera edad

¿Por qué ha aparecido el abuelo canguro?

“¿Con quién mejor que con sus abuelos?” Esta es la pregunta-afirmación de muchos padres que, por motivos de trabajo o económicos, toman la decisión de dejar a sus hijos bajo el cuidado de sus abuelos el tiempo que dura su jornada laboral. La situación de la sociedad actual favorece este hecho, ya que la necesidad de que los dos miembros de la pareja trabajen, el breve periodo de baja maternal, la incompatibilidad de los horarios laborales y los escolares, y los justos recursos económicos de muchas familias, convierten las casas de los abuelos en recurrentes guarderías, y a ellos en “abuelos canguros” más tiempo del recomendable.

Aunque la figura de los abuelos siempre ha sido importante dentro del núcleo familiar, y especialmente durante el desarrollo de los pequeños, lo cierto es que las tareas de los adultos mayores se centraban en mimar, proteger y consolar a los nietos; se tomaban estas licencias que como padres no pudieron permitirse con tanta libertad.

Sin embargo, hoy en día los abuelos han adquirido más protagonismo y son un pilar fundamental en la educación de los niños. ¿La razón? Pasan mucho más tiempo con sus nietos que hace unos años, lo que les obliga a retomar el papel de padres que ya habían dejado atrás.

Los motivos de este nuevo rol son varios. Por un lado, son pocas las familias que se pueden permitir que solo uno de los dos miembros de la pareja trabaje, por lo que hasta que los niños no tienen edad para quedarse solos, o durante sus vacaciones, es necesario que un adulto esté con ellos. Ante esta situación se acude a una guardería, ¿pero qué pasa cuando la economía familiar no es lo suficientemente sólida para contratar este servicio? Las guarderías públicas suelen ser más asequibles que las privadas, pero no siempre disponen de las suficientes plazas que se necesitan en un barrio, o su horario no coincide con el del trabajo de los padres, por lo que pueden quedar unas horas sueltas en las que obligatoriamente hay que reclamar la ayuda de un adulto de confianza.

Por otro lado, son muchos los padres que se resisten a dejar en una guardería a sus bebés de menos de seis meses de edad, si no son más pequeños, cuando se cumple la baja maternal. Se sienten más seguros si su recién nacido se queda en su propia casa y son los abuelos los que acuden a ella para cuidarle.

Abuelos más sanos y activos

Otra de las principales causas por la que los abuelos se han convertido en los principales cuidadores de los nietos es que se encuentran con mejor salud, forma física y muestran una mentalidad más abierta en comparación con los mayores de generaciones pasadas. Hoy en día es normal que una persona de 65-70 años se mantenga activa y sin padecer una enfermedad grave, por lo que cumplen todos los requisitos para que los padres quieran dejar a sus hijos bajo su custodia, pero, ¿realmente una persona de esta edad puede seguir el ritmo de un niño en pleno desarrollo, o puede realizar con plenas facultades todas las tareas que reclama un bebé?

Actualizado: 3 de Marzo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Marina García

Periodista, experta en salud y tercera edad
Marina García

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Angels Navarro

La psicóloga Angels Navarro es experta en entrenamiento mental.

Angels Navarro

Psicóloga y autora de ‘100 consejos para que tu cerebro viva 100 años’
"Ser positivo es un gran beneficio para el cerebro y, por el contrario, ser negativo o pesimista lo bloquea. Te bloquea a ti para hacer cosas y, si no permaneces activo, el cerebro no está funcionando al cien por cien"

PUBLICIDAD

Salud en cifras

50%
de los hijos mantiene un contacto frecuente con sus padres mayores de 65 años
'Fuente: 'Atenzia’'