PUBLICIDAD

Tercera edad
Abuelos canguro
La difícil conciliación de la vida familiar y laboral ha originado la figura de los abuelos canguro, quienes, a veces casi obligados, se ocupan del cuidado de sus nietos, a pesar de las limitaciones que pueden tener.
Escrito por Marina García, Periodista, experta en salud y tercera edad

Decálogo de consejos para el ‘abuelo canguro’

Un abuelo juega con su nieto

Procura realizar actividades con tu nieto que también te agraden a ti; hacer solo lo que al niño le gusta puede resultar aburrido o agotador.

La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, siendo consciente del papel protagonista que está adquiriendo la figura del ‘abuelo canguro’ en la actualidad, ha establecido un decálogo de consejos dirigido a los mayores para que el cuidado de sus nietos no derive en un estado de ansiedad, estrés, o incluso de depresión, con la sobrecarga de tareas o el sentimiento de culpa que les puede surgir:

  1. Realiza sólo las tareas que puedas: el tiempo que estás con tu nieto debe ser agradable y placentero, debes disfrutarlo y no dejar que se convierta en momentos de agobio o estrés. No te obligues a nada, realmente solo estás echando una mano a tu familia.

  2. Puedes negarte a realizar algunas tareas: tus hijos van a entender perfectamente que no puedes realizar ciertas labores, por lo que no tengas miedo a decirles “no puedo”. Lo mismo ocurre si ya tenías otro plan para el día que te piden que cuides a tus nietos, deben ser conscientes de que haces tu vida al margen de la suya.

  3. Para cuidar a tus nietos, primero debes cuidarte tú: para ello, no te sobrecargues con tareas que te agotan o estresan, y no dejes pasar tus citas con el médico y el correcto seguimiento de tu tratamiento. Y, por supuesto, descansa el tiempo que necesites.

  4. Si algo te preocupa, díselo a tus hijos: aunque lo adecuado es establecer unas “condiciones” desde el principio, si alguna situación no la puedes controlar, o te sientes mal, debes decírselo con total confianza a tus hijos.

  5. No renuncies a tu vida: si te has comprometido a cuidar a tus nietos, debes hacerlo pensando en que también tienes que disponer de tiempo para ti, para seguir con tus hobbies y para descansar. Tenlo en cuenta antes de comprometerte con otras tareas.

  6. Mens sana in corpore sano: sigue leyendo, estudia un idioma, cuida tu alimentación, haz ejercicio físico…; es fundamental sentirse bien física y mentalmente para dar lo mejor de ti a tus nietos. Ellos y tu organismo te lo agradecerán.

  7. El tiempo pasa para todos: aunque estés muy en forma y te cuides, debes ser consciente que los años pesan a todo el mundo, por lo que es normal que ciertas tareas te resulten más difíciles de realizar que hace unos años, pero no te frustres por ello y pide ayuda, incluso a tus nietos si ya tienen edad para hacerlo, será una forma de que estéis aún más unidos.

  8. Diviértete con tu nieto: piensa en realizar actividades con él que también te agraden a ti, como puede ser dar un paseo, ir a la piscina, o jugar al ajedrez; centrase en hacer sólo lo que al pequeño le gusta puede ser aburrido o agotador para ti.

  9. Muestra tu autoridad: a muchos abuelos les cuesta no mimar a sus nietos, y se dejan llevar por ellos, lo que acaba siendo un descontrol. Mostrar algo de autoridad no significa que vayáis a tener una mala relación, así que no tengas miedo a imponerle algunas normas.

  10. Saca lo mejor de la relación con tu nieto: compartir momentos y experiencias con él debe resultar gratificante y tienes que sentirte afortunado por ello, así que poténcialo y quédate con todo lo positivo de vuestra relación.

Actualizado: 14 de Octubre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD