PUBLICIDAD

Salud al día
Alergias
La polución, el tabaco, los conservantes y colorantes, etcétera, han contribuido a que aumente la incidencia de alergias. Aquí resolvemos las dudas más frecuentes sobre la alergia: ¿Se puede curar? ¿Es hereditaria?...
Escrito por Olga de la Peña, Médico de familia
Revisado por Dr. Pablo Rivas, Especialista en medicina interna

Tratamiento de la alergia

Existen varias opciones para aliviar los síntomas de la alergia. El especialista será el que decida cuál es el más indicado para tu caso en particular. En ocasiones será preciso seguir el tratamiento de la alergia pautado durante varios años, y revisarlo por si hay evolución en la sintomatología y se precisara cambiar el mismo.

Antihistamínicos

Impiden la liberación de histamina (sustancia responsable de los fenómenos alérgicos). Indicación: afectación de la piel con picor, rinitis y conjuntivitis. 

Tipos de antihistamínicos

  • 1ª Generación: más antiguos, efecto sedante (producen sueño) y aumento de apetito: Azatadina, Dexclorfeniramina, Difenhidramina, Hidroxicina.
  • 2ª Generación: no producen sedación. Cetirizina, Ebastina, Loratadina. Se deben evitar los tratamientos prolongados y las preparaciones tópicas por riesgo de fotoalergia. La mayoría se administra por vía oral, alguno por vía subcutánea e intramuscular (dexclorfeniramina, utilizado en situaciones urgentes, urticaria aguda o angioedema). Para rinitis y conjuntivitis existen preparados en forma de pulverizador y colirio.

Corticoides

Dos grupos terapéuticos: cortisona y derivados para administración sistémica, vía oral o inyectable y, en segundo lugar, y más modernos, los de aplicación tópica nasal o bronquial. Los preparados vía sistémica están indicados en casos de asma intrínseca, con ajuste de dosis vía oral y el tiempo adecuado de tratamiento. Los corticoides nasales (pulverizador) en rinitis, en aerosoles en caso de asma bronquial. Estos últimos se emplearán en las temporadas de mayor presencia de antígenos (primavera en la polinosis, otoño y primavera en alergia a ácaros…). Corticoides tópicos: cremas, lociones, pomadas, ungüentos. Afecciones cutáneas.

Cromoglicato disódico y derivados

Estabiliza la membrana de los mastocitos (células que intervienen en los cuadros alérgicos) e impiden la liberación de mediadores químicos (sustancias como: histamina, leucotrienos, bradicinina). Vía inhaladora, bronquial o nasal. Controla el componente de hiperreactividad bronquial en el asma.

Broncodilatadores

Medicación dirigida a dilatar la vía aérea a través de una regulación del sistema nervioso autónomo (simpaticomiméticos y parasimpaticomiméticos). Se administran por vía inhaladora, en aerosol; tienen un efecto inmediato contra la sensación de falta de aire. De elección en pacientes con patologías respiratorias, (asma bronquial).

Teofilinas

Acción broncodilatadora complementaria a los anteriores.

Antileucotrienos

Se utilizan en el asma bronquial; tiene un efecto broncodilatador añadido al uso de betadrenérgicos y corticoides.

Vacunas o extractos hiposensibilizantes (inmunoterapia)

Único tratamiento disponible para intentar curar la alergia. Consiste en la administración de dosis crecientes del antígeno al que se encuentra sensibilizado el paciente para lograr una posterior tolerancia a dicho agente. Indicaciones: reacciones alérgicas generalizadas por picaduras de avispa o abeja, asma bronquial por alergia al polen cuando se modifican los síntomas y no se controlan, asma por alergia a antígenos perennes (no estacionales), alérgicos a antígenos en personas en contacto continuo con los mismos (veterinarios alérgicos a los animales, panadero sensible a harina de trigo).

Tratamiento de la alergia en situaciones especiales

  • Gestación: esteroides a dosis bajas. Dexclorfeniramina.
  • Lactancia: toma nocturna de antihistamínico, Loratadina. Contraindicados los antihistamínicos de 1ª generación.
  • Anafilaxia - Shock anafilático: mantener la vía aérea, administrar oxígeno, reponer líquidos con sueros, utilizar adrenalina subcutánea o intravenosa según gravedad, dexclorfeniramina. Si hay broncoespasmo (cierre de los bronquios) emplear broncodilatadores inhalados, subcutáneo o intravenoso, y estancia hospitalaria.
  • Crisis asmática: la severidad del cuadro se mide por el pico del flujo espiratorio. Se emplea oxigenoterapia, broncodilatadores inhalados o en aerosol, esteroides intravenosos y, en casos severos, con compromiso vital, adrenalina.
  • Otros tratamientos complementarios: los ejercicios respiratorios son fundamentales en pacientes con crisis asmática. También son recomendables las técnicas de autocontrol y relajación y la balneoterapia.

Actualizado: 25 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de los casos de psoriasis se manifiestan antes de los 20 años de edad
'Fuente: 'Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV)''

PUBLICIDAD