PUBLICIDAD

Salud al día
Alergias
La polución, el tabaco, los conservantes y colorantes, etcétera, han contribuido a que aumente la incidencia de alergias. Aquí resolvemos las dudas más frecuentes sobre la alergia: ¿Se puede curar? ¿Es hereditaria?...
Escrito por Olga de la Peña, Médico de familia
Revisado por Dr. Pablo Rivas, Especialista en medicina interna

Alergias cutáneas

Alergias cutáneas

Eccemas y urticarias son muestras habituales de una alergia cutánea.

Dentro de las alergias cutáneas, cuando hablamos de sus síntomas o manifestaciones, lo hacemos de eccemas endógenos, exógenos, urticaria, angiodema o Edema de Quincke y reacciones cutáneas por radiación solar. Veámoslos con más detenimiento:

Eccemas endógenos

También conocida como dermatitis atópica afección inflamatoria de la piel caracterizada por multiplicidad de lesiones: enrojecimiento, eritema, costras, exudación (secreción de líquido), vesículas, signos de rascado y escamas. Es un tipo de eccema crónico con gran componente hereditario. Aparece durante el primer año de vida, y raramente persiste después de la adolescencia.

Eccemas exógenos

Son las dermatitis de contacto, originadas por sustancias que al contacto provocan reacciones alérgicas: metales como el cromo, el cobalto y, especialmente, el níquel.

Urticaria

Enfermedad de la piel, que afecta a la dermis, con presencia de habones o ronchas, que producen un intenso picor y cambian de localización. En función del tiempo de duración puede ser considerada aguda (menos de seis semanas) o crónica (más de seis semanas). Según las causas puede ser de carácter inmunológico (base alérgica), o no inmunológico. Las urticarias alérgicas más frecuentes son originadas por alimentos o medicamentos (penicilina).

Angioedema o Edema de Quincke

Afecta al tejido celular subcutáneo (más profundo que la epidermis), con inflamación local, pudiendo afectar la laringe y ocasionar cuadros de asfixia potencialmente graves.

Reacciones cutáneas por radiación solar

  • Fototóxicas: por exposición solar simultánea a la toma de medicamentos sensibles a la luz solar. 
  • Fotoalergénicas: por alteración de la estructura del medicamento por efecto del sol; a diferencia de la anterior provoca lesiones en zonas no expuestas al sol.
  • Urticaria solar: aparece unos treinta minutos después de la exposición solar, en forma de habones y con evolución fugaz.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD