PUBLICIDAD

El color de los mocos: qué dicen de tu salud

Mocos verdes, amarillos, blancos, espesos, claros… las secreciones nasales pueden presentar distintos tonos y texturas. Descubre qué funciones cumplen y qué pueden indicar sus colores sobre el problema de salud que los genera.
El color de los mocos

Actualizado: 15 de enero de 2020

Las secreciones nasales, lo que comúnmente llamamos mocos, pueden tener, como todos sabemos y comprobamos, diferentes colores y texturas, señales que pueden revelar más de lo que pensamos sobre nuestro estado de salud. En los niños es quizás donde más y mejor se pueda valorar el extenso catálogo de tipos de mocos. El niño puede salir del cole con una vela colgando de su naricilla de color blanco, amarillo o verde. Tener mocos es repulsivo, cierto, pero es algo fisiológico y que cumple su función. Como nos explica el doctor Eusebi Chiner, neumólogo y director de SeparPacientes de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), “son secreciones naturales, producto de la excreción de nuestro cuerpo, que aumentan en determinadas circunstancias, la mayoría por causas benignas y transitorias”.

¿Para qué sirven los mocos?

Nuestro organismo produce alrededor de un litro de mucosidad al día, pero no solo se genera en la nariz, sino en todo el tracto respiratorio, y la mayor parte de ese moco suele terminar en el estómago. Solo una mínima parte la vemos aparecer a través de las fosas nasales.

Los mocos deben ser transparentes y blanquecidos y de consistencia viscosa, que recuerda a la clara de huevo

La mucosidad la producen las células epiteliales que se encuentran en todo el aparato respiratorio: en las paredes del interior de la nariz, en los senos paranasales, en la boca, en la faringe, en la tráquea y en los bronquios y bronquiolos del pulmón. Su composición es básicamente agua, lípidos, proteínas, anticuerpos y sales. Podríamos decir que los mocos tienen dos funciones principales:

  • ¿Para qué sirven los mocos? Hidratación

    Hidratación

    Impide que las mucosas del aparato respiratorio se resequen y agrieten. El moco lubrica los pelillos o cilios que sirven para humidificar, calentar y filtrar el aire que inspiramos.

  • ¿Para qué sirven los mocos? Protección

    Protección

    Actúa como una barrera natural para proteger al sistema respiratorio y en especial a los pulmones. En él quedan atrapados minúsculos gérmenes, polen, partículas de polvo… que respiramos, para que los anticuerpos y linfocitos que hay en él acaben con esos intrusos. Por eso tienen esa consistencia viscosa.

El color de los mocos da pistas sobre la causa que los genera

En general, el color y consistencia de la mucosidad “puede orientar a algunos procesos, aunque raras veces nos dará el diagnóstico”, comenta el doctor Eusebi Chiner. Por lo cual, conviene estar atentos a lo que nos encontramos al otear el pañuelo de papel después de sonarnos la nariz, pero cualquier sospecha deberá confirmarse luego en consulta. No obstante, esto lo que puede revelar sobre tu salud el color de tus mocos:

  • Color de los mocos: transparentes líquidos

    Mocos transparentes y blanquecinos y de consistencia viscosa

    Con una consistencia fluida, pero no líquida, que recuerda a la clara de huevo es lo normal, y lo saludable. Es una secreción constante, que se incrementa en circunstancias como el llanto.

  • Color de los mocos: líquidos y transparentes

    Mocos transparentes y de consistencia líquida

    El moco presenta un color claro, pero sale de forma continuada, es decir, como si se tratara casi de agua. Puede ser indicativo de:

    • Resfriado común: “la mucosidad blanquecida y acuosa puede deberse a un resfriado común, de origen vírico”, explica el doctor Eusebi Chiner
    • Rinitis alérgica: la nariz no para de secretar moco acuoso por un proceso alérgico provocado por el polen, el pelo de animales, ácaros…
    • Embarazo: también puede ocurrirles a las mujeres embarazadas por la inflamación y mayor vascularización de las mucosas que se producen durante la gestación por los cambios hormonales.
  • Color de los mocos: leche condensada

    Moco color “leche condensada”

    Es decir, con una tonalidad amarillenta. Quiere decir que hay una incipiente infección vírica o bacteriana. Esa coloración se debe a los linfocitos, y no a los virus o bacterias que han causado la infección.

  • Color de los mocos: verde

    Moco color verde y espeso

    El término científico de esta gama es mucopurulentas. El matiz aceitunado en realidad es una buena noticia. Quiere decir que nuestro sistema inmunológico funciona: se debe a que los glóbulos blancos que se encuentran en la mucosidad, cuando se preparan para luchar contra un agente externo, ya sea virus o bacteria, producen unas enzimas que contienen hierro.

    Tener mocos verdes quiere decir que nuestro sistema inmunológico funciona: los glóbulos blancos se preparan para luchar contra un virus o una bacteria

    • Infección bacteriana: “la presencia de secreciones verdosas pueden ser purulentas, procedentes de una infección bacteriana”, afirma el doctor Chiner.
    • Sinusitis crónica: “pueden existir secreciones densas procedentes de la mucosa nasal, pero que en realidad proceden de los senos paranasales en caso de una sinusitis crónica, que puede complicarse con un proceso bacteriano”, apunta el doctor Chiner.
    • Neumonía: cuando hablamos de este tipo de moco, no solo hay que prestar atención a las secreciones de nuestra nariz, también hay que fijarse en las flemas. “Las expectoradas amarillentas o purulentas nos deben preocupar si se acompañan de otros síntomas como fiebre o dolor de costado”, añade el especialista, ya que son los síntomas de la neumonía.
    • Infección vírica: es muy frecuente oír que cuando la mucosidad presenta esta tonalidad hay que tomar antibiótico porque siempre es síntoma de una infección bacteriana. No es cierto. También puede tener su origen en una infección vírica, en cuyo caso el antibiótico no tiene ningún efecto.
  • Color de los mocos: marrón

    Moco color marrón o amarillo oscuro

    La infección es aún más grave, y puede ser síntoma de una neumonía, aunque lo más frecuente es que el enfermo presente otros signos como fiebre alta, tos, dificultad respiratoria y malestar generalizado.

  • Color de los mocos: rosado

    Moco color rojo o rosado

    Quiere decir que existe algo de sangre mezclada con la mucosidad.

    • Microtraumatismos: es lo más frecuente provocados por sonarse a menudo la nariz cuando se tiene un catarro.
    • Otras causas: también puede tener su origen en golpes en la nariz, hemorragia nasal, sequedad en el ambiente o el embarazo, por la congestión de las mucosas.
    • Enfermedades respiratorias: cuando aparece sangre sin mucosidad y la hemorragia no se detiene y aparece con dificultad respiratoria conviene acudir al médico. “Si las secreciones expectoradas son hemoptoicas, con algo de sangre, pueden responder a una neumonía o incluso a algún otro proceso que es necesario estudiar”. Existen muchas afecciones que provocan mucosidad mezclada con sangre, desde una bronquitis a otras enfermedades graves, como un cáncer de pulmón.
  • Color de los mocos: negro

    Moco color negro

    En los fumadores o en trabajadores de la minería la mucosidad puede presentar una tonalidad oscura. También si se ha inhalado humo o se vive en una zona con elevados niveles de contaminación ambiental. En los no fumadores, puede deberse a una infección por hongos en los senos paranasales o incluso en los pulmones que hay que tratar de inmediato, por lo que conviene consultar con el médico.

Creado: 16 de diciembre de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD