PUBLICIDAD

Bebés y niños
Dentición en el bebé
Algunos niños nacen con algún diente, pero lo normal es que estos comiencen a salir a partir de los tres meses de vida. Conoce, paso a paso, el proceso de la dentición en tu bebé y cómo mitigar sus molestias.
Escrito por Raquel Calderón, Odontóloga

Dentición en el bebé

El proceso de la dentición suele comenzar a partir de los tres meses de edad, aunque a algunos bebés les sale un diente durante sus primeras semanas de vida o, incluso, nacen ya con uno o dos dientes. Pero lo más frecuente es que los papas vean cómo despuntan los primeros dientes en las encías de su pequeño cuando este tiene entre cuatro y siete meses.

Por lo general, los primeros dientes que le salen al bebé son los incisivos inferiores, es decir, los dos dientes que se encuentran en la parte inferior y central de la boca; y entre cuatro y ocho semanas más tarde suelen aparecer los cuatro dientes incisivos superiores. Alrededor de un mes después salen los incisivos inferiores laterales -dos dientes situados a ambos lados de los incisivos inferiores centrales-, a continuación los molares de leche (muelas que se encuentran en la zona posterior de la boca) y, finalmente, los caninos superiores.

Al salir los dientes el bebé puede encontrarse molesto o irritable, y es habitual que babee más y tienda a morder los objetos. El proceso de dentición puede ser incluso doloroso, pero siguiendo ciertos consejos puedes aliviar las molestias de tu hijo.

Es importante destacar que el orden de aparición de los dientes temporales es variable, sin que esto indique un retraso o anticipación del crecimiento, aunque ciertas enfermedades como el hipotiroidismo, o deficiencias nutricionales, pueden retrasar el proceso normal de dentición.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Pedro García Aguado y Francisco Castaño Mena

Pedro García Aguado y Francisco Castaño Mena, expertos en educación y motivación escolar.

Pedro García Aguado y Francisco Castaño Mena

Expertos en educación y autores de ‘Aprender a educar 2’
“Educar es favorecer en lo máximo posible que nuestros hijos sean independientes el día de mañana. Los rasgos de personalidad se pueden moldear con educación, y aunque parezca que la sobreprotección significa que me preocupo mucho por mis hijos, en el fondo es egoísmo y comodidad”

Salud en cifras

18,7
millones de niños no tienen acceso a la vacunación sistemática
Fuente: 'Organización Mundial de la Salud (OMS)'

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD