PUBLICIDAD

Bebés y niños
La sillita de coche del bebé
Es una compra insoslayable, ya que sin una sillita de coche los niños no pueden ni deben viajar. Te explicamos qué tipos existen en función de la edad y el peso, y cómo acertar con la elección.
Escrito por Alhelí Quintanilla, Periodista especializada en infancia y embarazo

Sistema de retención infantil: la sillita del coche

Atrás quedan ya los tiempos en que los bebés se llevaban en brazos en el coche, los niños se subían delante, en la parte trasera no había cinturones o, en el colmo de la imprudencia, una mano iba al volante y la otra sujetando al pequeño, al que se había instalado en el asiento del copiloto.

La suma de niños y coche sólo puede tener un resultado: el uso de un sistema de retención infantil (SRI), que se dividan en sillas y asientos o cojines elevadores. Los pequeños siempre deben ir instalados, desde el nacimiento, en una sillita de coche adecuada para su peso y estatura. Además, debemos asegurarnos de que la hemos colocado bien, ya que su mal uso cuadriplica el riesgo de muerte del bebé, el ocupante más vulnerable del vehículo, en caso de accidente.

Una conclusión de sentido común pero que sigue sin cumplirse, como bien ilustran los datos. Según un estudio publicado en 2012 por la Fundación MAPFRE para Seguridad Vial, unos 6.500 menores de 14 años mueren cada en América Latina por no usar sillas ni cinturón de seguridad, unas cifras que duplican las europeas. Y, aunque en España los niños fallecidos en accidentes de coche registran un descenso acumulado del 79,3% desde el año 2000 –de los 116 de ese año, se ha pasado a 24 en el año 2011, último año del que se disponen datos de la Dirección General de Tráfico (DGT)– ésta sigue siendo la principal causa de mortalidad infantil.

Muertes evitables además si se hubieran tomado las medidas de precaución adecuadas, ya que el 40% de los fallecidos no usaban ningún sistema de retención infantil y, de, los que sí lo hacían, sólo el 18 por ciento lo llevaba de forma correcta, detalla otro estudio de la Fundación MAPFRE. Recordar siempre que el uso adecuado de un sistema de retención infantil reduce hasta entre un 75 y un 90% las posibles lesiones derivadas de un golpe con el coche. Deberá usarse hasta que el niño cumpla los 12 años de edad o supera el metro y medio de estatura.

Actualizado: 26 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

5%
de reducción de la vacunación del sarampión en niños de 2 a 11 años puede triplicar su incidencia en estas edades
'Fuente: 'Universidad de Stanford y Escuela de Medicina Baylor (Estados Unidos)''