PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Carillas dentales, una sonrisa ‘de cine’ es posible
Tener una dentadura que permita lucir una sonrisa perfecta es el sueño de cualquiera, y hacerlo realidad es posible con las carillas dentales, un tratamiento estético indoloro que te garantiza una boca radiante.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista

Qué son las carillas dentales

Carillas dentales, una sonrisa ‘de cine’ es posible

Los pequeños problemas estéticos en la boca pueden solucionarse con las carillas dentales.

Si tienes pequeños problemas estéticos en tu boca, pero sueñas con una sonrisa propia de un actor de cine, las carillas estéticas pueden ayudarte. Este tratamiento indoloro se realiza en clínicas dentales y consiste en pegar, mediante unas potentes sustancias, unas pequeñas láminas de un grosor de entre 0,8 y 1,5 milímetros, sobre la superficie de la cara externa del diente, que camufla la pieza dental real, proporcionando un aspecto más estético a la sonrisa.

Las carillas dentales se han hecho muy populares dentro de la odontología porque son un tratamiento principalmente estético que ofrece la posibilidad de diseñar una dentadura totalmente diferente, pero con un aspecto muy natural. Otra de las ventajas de este tipo de tratamiento, es la mejora en la resistencia de los dientes, pues protege su superficie de daños, y tiene una dureza similar al esmalte del diente natural.

Precio y duración de las carillas dentales

El precio de las carillas dentales varía en función del tipo de carilla que se escoja, de porcelana o de composite, y del número de carillas necesarias, pues el coste es por unidad, y en ocasiones no es necesario colocar carillas en todas las piezas dentales. Además, también varía dependiendo de la clínica dental en la que se realice el tratamiento.

En general, las carillas de porcelana son más caras que las de composite, ya que, como explicamos más adelante, necesitan ser previamente fabricadas en un laboratorio externo. Los precios oscilan entre 150-250 euros por cada carilla de composite, y entre 400-850 euros las de porcelana.

En cuanto a la duración de las carillas, las de porcelana son las más resistentes y duran entre 10 y 15 años, mientras que las de composite se mantienen entre 5 y 10 años. La durabilidad siempre depende de una buena colocación por parte del profesional y de los cuidados que le proporcione el paciente.

Actualizado: 10 de Octubre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD