PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Ortorexia
La ortorexia es un trastorno del comportamiento alimentario consiste en la obsesión por consumir alimentos que el afectado considera saludables. Pero como todo lo que se lleva al extremo, puede ser peligroso.
Escrito por Eva Salabert, Periodista experta en salud

Diagnóstico de la ortorexia

Diagnóstico de la ortorexia

Los ortoréxicos viven obsesionados por la comida sana y miran con lupa cada alimento que ingieren.

El médico estadounidense Steven Bratman sufrió este trastorno, y lo designó como ortorexia a finales de los años 90. Según Bratman, los ortoréxicos piensan que conseguirán grandes beneficios físicos y psíquicos gracias a su conducta alimentaria, y esto les puede conducir a una dependencia de la comida sana similar a la que otros adictos tienen con las drogas.

Además de los beneficios que esperan obtener de los alimentos saludables, los ortoréxicos también pretenden librarse de amenazas ocultas en los alimentos rechazados, como el anisakis, la salmonelosis, o el mal de las vacas locas, y en este sentido su actitud es similar a la de un esquizofrénico, que teme ser envenenado, o un hipocondríaco, que piensa que puede contraer una enfermedad si no toma las debidas precauciones.

Bratman estableció una serie de pautas que ayudaran a determinar qué conductas o comportamientos hacia la comida podían indicar la presencia de este tipo de obsesión, y elaboró un test para facilitar el diagnóstico. Algunas de las preguntas que se le hacen al paciente son:

Pregunta¿Pasa más de tres horas al día pensando en su dieta?

Pregunta¿Planea sus comidas con varios días de antelación?

Pregunta¿Considera que el valor nutritivo de una comida es más importante que el placer que le aporta?

Pregunta¿Ha disminuido su calidad de vida a medida que aumentaba la calidad de su dieta?

Pregunta¿Se ha vuelto más estricto consigo mismo en este tiempo?

Pregunta¿Ha mejorado su autoestima alimentándose de forma sana?

Pregunta¿Ha renunciado a comer alimentos que le gustaban para comer alimentos “buenos”?

Pregunta¿Su dieta supone un problema a la hora de comer fuera, y esto le distancia de su familia y amigos?

Pregunta¿Se siente culpable cuando se salta su régimen?

Pregunta¿Se siente en paz consigo mismo y cree que todo está bajo control cuando come de forma sana?

Si el paciente contesta afirmativamente a cuatro o cinco de estas preguntas, significa que comienza a obsesionarse más de la cuenta con la dieta, y que debe prestar menos atención a lo que come. Si responde afirmativamente a todas las preguntas, es necesario preocuparse porque esto indica que alimentarse de forma sana se ha convertido en una verdadera obsesión para él.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1
de cada 3 pescados consumidos en España podría transmitir el anisakis
'Fuente: 'Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)''

PUBLICIDAD