PUBLICIDAD

Embarazo
Lo que te dirá la ecografía
Una ecografía es algo más que la primer imagen que tendrás de tu bebé. Además de permitir vigilar la evolución del embarazo puede desvelar anomalías fetales. Te revelamos todos sus secretos.
Escrito por Dr. Roberto Rodríguez, Ecografista y especialista en Obstetricia y Ginecología

Qué es y para qué sirve una ecografía

La primera ecografía es uno de lo momentos más esperados a lo largo de tu embarazo, pero debes saber que es algo más que la primera imagen que tendrás de tu bebé. Además, no solo la primera sino también las siguientes, permiten vigilar la evolución del feto y del embarazo y pueden desvelar anomalías fetales. Nuestro experto ecografista, el Dr. Roberto Rodríguez, te desvela todos sus secretos.

¿Qué es y para qué sirve una ecografía en el embarazo?

La ecografía es un procedimiento de diagnóstico por imagen que utiliza haces de sonidos no audibles por el oído humano (ultrasonidos), que se dirigen hacia el objeto a estudiar, en la mayoría de los casos el feto, para comprobar su evolución. Estas ondas sonoras chocan con diferentes estructuras: piel, grasa, músculo, piel, líquido… Dependiendo de la capacidad de penetración en cada tejido, parte de los ultrasonidos que componen el haz continúa y otra parte se refleja. Los ultrasonidos reflejados son recogidos por la misma sonda que los emite y una vez analizados por el equipo se presentan en la pantalla en forma de imágenes ecográficas. El hueso es la estructura que más ecos rebota y aparece representado en blanco, mientras que el líquido, la que menos rebota, aparece en negro.

En términos generales, una ecografía proporciona información sobre el curso del embarazo (asegura que el embrión / feto sigue vivo), la localización de la placenta, la cantidad de líquido amniótico, el número de fetos, el crecimiento fetal, el grado de bienestar fetal y la posición del feto dentro del útero. Y lo más importante: juega un papel fundamental en el diagnóstico de anomalías fetales.


¿Cuándo se puede detectar el sexo fetal?

El sexo fetal se puede determinar, por un ecografista experimentado, en más del 95% de los casos y con una fiabilidad superior al 99% a partir de la semana 18 de embarazo. Entre las semanas 12 y 18 es posible detectarlo en un porcentaje bastante alto de casos, pero con un margen de error mayor.


¿Es nociva para la madre o el feto?

La ecografía no utiliza radiaciones ionizantes del tipo de los rayos X, sino ultrasonidos. El paso de los ultrasonidos a través de los tejidos puede liberar calor, por efecto térmico, pero la cantidad liberada en los equipos médicos es insignificante, de tal modo que hasta la fecha no se ha podido detectar ningún efecto adverso por su uso, ni en la madre ni en el feto. Puedes estar pues totalmente tranquila a la hora de realizártela.

Actualizado: 9 de Diciembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Samanta Villar, autora de Madre hay más que una

La televisiva Samanta Villar, que alcanzó la fama con 21 días o Conexión Samanta, desvela su particular visión de lo ‘que nadie te cuenta de la maternidad’ en su libro 'Madre hay más que una'. Foto Marina Vilanova.

Samanta Villar

Periodista, presentadora y autora del libro 'Madre hay más que una', un relato sobre la aventura de ser madre
“Se tendría que pagar un salario a las madres y los padres que crían a sus hijos, porque el sacrificio y la dedicación que requiere es bestial”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

119.000
bebés nacen cada año en el mundo con síndrome de alcoholismo fetal
'Fuente: 'Centro de Adicción y Salud Mental de Canadá’'