PUBLICIDAD

Tercera edad
Cómo evitar accidentes caseros en la tercera edad
El riesgo de sufrir accidentes en casa crece a medida que vamos cumpliendo años y perdiendo movilidad y reflejos. Es importante realizar algunos cambios que aumenten la seguridad del domicilio de nuestros mayores.
Escrito por L. García, Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio

Riesgo de accidentes caseros en la tercera edad

Un informe del programa de prevención de lesiones y detección de accidentes domésticos y de ocio elaborado en 2011 por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad de España señala que el 27% de los accidentes se producen en el ámbito doméstico, una cifra que aumenta espectacularmente en el caso de las personas mayores, sobre todo a partir de los 75 años.

La falta de movilidad, diferentes enfermedades, pasar más tiempo en casa, o una serie de despistes de mayor o menor importancia, son algunas de las causas que provocan que las personas de la tercera edad sufran tantos accidentes cuando están tranquilamente en su casa.

Es lógico que nuestros mayores tengan más problemas a medida que van pasando los años, por lo que es importante hacer que su vida sea más fácil para evitar esos accidentes que, desgraciadamente, pueden llegar a tener un trágico resultado. Caerse en casa con 25 años puede significar un buen golpe y quizá un moratón durante unos días, mientras que caerse con 80 años es probable que suponga una fractura de cadera, en el mejor de los casos.

Lógicamente, la adaptación de una casa para evitar que los adultos mayores sufran accidentes dependerá de su grado de movilidad, así como de si la persona es dependiente o no. Cuantas mayores dificultades tenga el anciano para moverse y realizar las tareas diarias, más precauciones habrá que tener.

En ocasiones, adaptar la casa para que una persona mayor pueda vivir con más seguridad resulta caro, puesto que hay que realizar cambios que pueden llegar a costar bastante dinero cuando se trata, por ejemplo, de reformas estructurales. Sin embargo, son muchos los organismos públicos que subvencionan parte de estos trabajos, -sobre todo en el caso de dependencias reconocidas-, por lo tanto, es conveniente preguntar a los mediadores sociales o acercarse a las oficinas de Bienestar Social para interesarse por las posibles ayudas públicas para rehabilitar una vivienda.

Como indica la Cruz Roja, la mayoría de los accidentes que se producen dentro del domicilio no suelen ser graves y, actuando con orden y serenidad, se puede tratar, sin problemas, al accidentado. Sin embargo, en caso de duda o, por supuesto, gravedad, hay que ponerse en contacto inmediatamente con los servicios de emergencias.

Actualizado: 17 de Febrero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

L. García

Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio
L. García

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

35
ensayos clínicos para evaluar fármacos contra el alzhéimer se pondrán en marcha en los próximos cinco años
'Fuente: 'Organización UsAgainstAlzheimer’s''