Testamento solidario: cómo hacerlo

Todos aspiramos a dejar una huella perdurable en el mundo una vez fallecidos. Existe una forma sencilla de lograrlo: incluyendo a una ONG en nuestro testamento solidario. Te explicamos en qué consiste y cómo hacerlo.
Testamento solidario: pasos a seguir para hacerlo

Actualizado: 29 de junio de 2021

Qué es y cómo hacer un testamento solidario

Alegría, tranquilidad, compromiso, orgullo: éstas son las palabras más repetidas por las personas que, al hacer testamento, nombraron entre los beneficiarios a una o varias organizaciones sin ánimo de lucro. Este tipo de donación, todavía desconocida para gran parte de la ciudadanía, se traduce en que esa organización pueda dar vida a sus proyectos. Es lo que se conoce como testamento solidario.

“Me siento feliz de haber tomado la decisión de dejar un testamento solidario y de pensar que mis cosas podrán transformarse en apoyo a quienes han tenido menos suerte que yo. Ojalá hubiera más gente que lo hiciera. Además, en mi familia se sienten orgullosos de mí y yo también me siento orgulloso”, explica Alberto, testador a favor de la ONG medicusmundi.

Documentación de un testamento solidario

Porque no hace falta ser un filantrópico millonario ni dejar fuera de la herencia a nadie para hacer un testamento solidario. Te explicamos cuáles son los pasos que tienes que seguir para hacer un testamento solidario:

  1. En primer lugar, conviene hacer una reflexión interna sobre la causa a la que, por afinidad, queremos apoyar con nuestro legado: infancia, medioambiente, investigación médica, refugiados, ayuda humanitaria, derechos humanos, personas mayores, etcétera, e informarse de los proyectos que realizan las organizaciones que trabajan en esos campos.
  2. Así lo hizo, por ejemplo, Isabel, a quien su trabajo como maestra le enseñó “a ver el lado humano de la vida, las aulas esconden muchas realidades que no podemos ni debemos obviar, debemos abrir los ojos y ser conscientes de que hay que ayudar a los niños, son muy vulnerables; por eso decidí incluir a Aldeas Infantiles SOS en mi testamento, para que ningún niño se quede atrás”.
  3. Una vez elegida la ONG –puede ser una o varias– a las que se quiere incluir, hay que contactar con ellas para apuntar su nombre legal completo, domicilio y su CIF: son datos que deben constar.
  4. En tercer lugar, hay que decidir qué les vamos a dejar a la organización u organizaciones elegidas: dinero en metálico, un inmueble, joyas, acciones… y registrarlo ante notario cuando hagamos testamento o lo modifiquemos.
  5. Por último, podemos compartir nuestra decisión con la ONG, de esta forma sabrán con qué fondos contar en el futuro y, además, les daremos la oportunidad de agradecer nuestra aportación, que gestionarán con profesionalidad y transparencia. También podemos acudir directamente a ellas para informarnos sobre el proceso o visitar la página web haztestamentosolidario.org

Motivos para hacer un testamento solidario

Hacer testamento es un proceso sencillo, reversible y económico en el que el testador decide cómo repartir su patrimonio y evita problemas futuros, pero que también sirve para trasmitir sus valores y un mensaje esperanzador para las siguientes generaciones, como dejan claro las personas que se han acordado de nombrar entre sus herederos a una ONG.

Motivos para hacer un testamento solidario

“El alzhéimer se llevó los recuerdos de mi madre, pero nunca el amor que yo sentía por ella. En su memoria, decidí hacer un testamento solidario en favor de la investigación para vencer esta terrible enfermedad. El proceso es sencillo y gratificante, y sé que mi herencia servirá para conseguir un futuro sin alzhéimer”, cuenta Mª José, testadora a favor de la Fundación Pascual Maragall

Incluir a una ONG en el testamento no implica, en ningún caso, dejar fuera a los herederos, en general los hijos, pues éstos siempre recibirán la parte que les corresponde por ley. En la mayor parte de España existe la legítima estricta, es decir, el tercio de bienes que va a parar a los herederos forzosos; el tercio de mejora y el tercio de libre disposición, que es la parte que se puede repartir como decida el testador.

Como bien dice Justo hacer esta inclusión es, sobre todo, un motivo de satisfacción: “Les comenté a mis hijos que había hecho un testamento solidario a UNICEF. No hubo ni un reproche”, a lo que Josefa, que ha dejado un legado a Cris contra el Cáncer, apostilla: “Me siento feliz porque estoy haciendo un acto de generosidad, y, además, es un apoyo a la investigación porque sé que mi familia se va a beneficiar. Es un legado de vida que les dejo a ellos también”.

Donación en un testamento solidario

También genera historias llenas de humanidad, como la de Pilar, voluntaria de la ONG Amigos de los Mayores, quién se encarga de acompañar a un viejo conocido suyo, portero de la finca en la que vivía y que tuvo que ser ingresado en una residencia cuando su salud empezó a empeorar. Benito, soltero y sin hijos, encontró en Pilar un gran sostén y, en agradecimiento, quiso nombrarla su heredera, a lo que ella se negó en rotundo, sugiriéndole que sus bienes serían de mayor utilidad para la organización con la que estaba comprometida. Dicho y hecho, su piso irá destinado a Amigos de los Mayores y les servirá para reforzar su labor de acompañamiento emocional.

En qué se transforma la solidaridad testamentaria

La totalidad de los bienes recibidos a través de testamentos solidarios se convertirán en ayuda directa a las causas elegidas, ya que las ONG no están sujetas al impuesto de sucesiones ni al impuesto de sociedades. Así pues, un piso se transforma en una escuela para aprender español; una finca sirve para enseñar a cultivar y plantar árboles; una donación en metálico ayuda a que los linces ibéricos no se extingan o salvar a personas en riesgo de ejecución inminente.

Investigación científica

La investigación médica puede ser otro destino extraordinario de nuestra última voluntad. Un importante legado otorgado al grupo Sistema Nervioso Periférico (SNP) del Vall d’Hebron Instituto de Investigación se destinó en 2017 a contratar a dos biomédicos para la investigación de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). Los proyectos en los que han trabajado han permitido avanzar en la identificación de nuevos biomarcadores (factores) genéticos de riesgo para las formas de ELA con una supervivencia más corta o con una progresión más rápida de la sintomatología. Estos biomarcadores agrupan mejor a los y las pacientes por sus características moleculares, lo que conducirá, en un futuro cercano, a desarrollar terapias específicas para ellos y personalizar sus cuidados y tratamientos. La mejora en su calidad de vida también incidirá, de manera indirecta, en la de sus familias y cuidadores, lo que dota a estos legados de un alcance excepcional.

Donación para salud en el testamento solidario

En 2020, un total de 616.531 personas hicieron testamento ante notario y de éstas, 1.026 incluyó a una o varias ONG en su testamento, según datos del Consejo General del Notariado, una tendencia que va en aumento si los comparamos con los 665 que se realizaron hace 10 años. A pesar de este crecimiento, en España estamos aún lejos de alcanzar las cifras de otros países europeos como Reino Unido, donde las donaciones a través de testamentos solidarios suponen el 7% del total.

Más información: haztestamentosolidario.org

Creado: 23 de junio de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD