Quinto contenedor, reciclaje de materia orgánica

Verde, amarillo, azul, rojo… a los colores del reciclaje que conocías debes sumar el contenedor marrón. Te explicamos qué residuos debes meter en su interior para reducir la contaminación y cuidar el medioambiente.

Qué es el quinto contenedor y qué se puede reciclar en él

Contenedor marrón para reciclar materia orgánica
Los residuos orgánicos son el 40% del total de los desechos de los vertederos.

Actualizado: 1 de octubre de 2022

Proteger el medioambiente está en nuestras manos y una buena manera de hacerlo es reciclando. Cada residuo tiene su contenedor, diferenciados por colores para simplificar el proceso de separado: azul, verde, amarillo, rojo… y marrón, el conocido como quinto contenedor. Vamos a explicarte para qué sirve este último, porque es sin duda el menos conocido.

PUBLICIDAD

Es posible que los hayas visto por alguna calle de tu ciudad, de color oscuro, y en muchos casos con acceso únicamente para aquellos provistos de una llave o una tarjeta inteligente. Pero lo realmente importante es qué se puede echar en ellos, porque estos cubos están destinados a la recogida de materia orgánica o biorresiduos.

Su objetivo principal de disminuir la cantidad de estas sustancias que llegan a los vertederos, acabar con la contaminación de los suelos, acuíferos y cauces de agua, tratar más rápido y de una mejor manera estos residuos, y disminuir la cantidad de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero que generan.

Qué residuos puedes echar en el contenedor marrón

Antes de usar este contenedor es importante tener claro lo que se puede meter y lo que no, para que el reciclaje sea lo más eficaz posible. Los biorresiduos son materia orgánica y representan cerca del 40% del total de los desechos que se producen, de ahí la importancia de tratarlos correctamente. Estos son algunos de los restos que puedes reciclar en el contenedor marrón:

PUBLICIDAD

  • Residuos de comida: cáscaras de frutos secos, frutas y verduras, huesos, carne, pescado, espinas, cáscaras de huevo, pan, posos de café, conchas de marisco, restos de comida y alimentos caducados.
  • Restos vegetales: desechos de la poda de tipo no leñoso, malas hierbas, ramas, flores, hojas, césped…
  • Residuos de papel: servilletas, pañuelos o papel de cocina sucios, y bolsas compostables.
  • Otros materiales: serrín, tapones de corcho, palillos y palos de helados.
Contenedor marrón

Cómo se usa el quinto contenedor

El uso del quinto contenedor o contenedor marrón depende de la normativa de las entidades locales en las que se encuentre situado. A día de hoy este tipo de reciclaje está activo en localidades como Barcelona, Pamplona, Guipúzcoa, Pontevedra y varios barrios de Madrid, entre los que se encuentran Tetuán, Arganzuela, Chamberí, Puente de Vallecas y muchos más, además, el uso de este contenedor se está extendiendo por casi todas las zonas de España.

PUBLICIDAD

Para hacer un buen uso de este sistema de separación de residuos, algunos de los ayuntamientos de las zonas donde se han implantado ponen a la disposición de vecinos y locales que lo deseen una pequeña formación sobre cómo se usa este contenedor. De esta manera, el sistema de reciclaje de materia orgánica es más eficaz y se puede tratar de una manera más rápida en las plantas habilitadas para esta tarea.

Contenedor marrón con materia orgánica
Algunos contenedores marrones se abren con llave o con tarjeta inteligente.

Además de aportar conocimientos, en estos cursos se obtiene una tarjeta inteligente o una llave –dependiendo de la regulación vigente– que permite abrir el cubo de basura para introducir los desechos orgánicos. También se proporcionan a los vecinos bolsas de compostaje para que acumulen los residuos que en un futuro depositarán en el contenedor marrón, ya que es así como se debe hacer para evitar el uso de plásticos, que no se biodegradan en el proceso de compostaje de la materia orgánica.

PUBLICIDAD

La frecuencia de recogida también depende de la zona, por lo que tendrás que consultar a tu ayuntamiento. Según nos aclara el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España, los periodos más comunes de vaciado de estos contenedores marrones son entre tres y siete veces a la semana, si se trata de los cubos que están en la calle, y de entre tres y cuatro veces a la semana en el caso de la recogida puerta a puerta.

Ventajas de utilizar el quinto contenedor para el medioambiente

El tratamiento de los residuos orgánicos que se realiza de todo lo recolectado en los contenedores marrones tiene grandes beneficios para el medioambiente. Cuando la biomateria no se separa, no se trata, y llega a los vertederos, se empieza a descomponer y genera gases de efecto invernadero como el metano o el dióxido de carbono, que propician el cambio climático.

PUBLICIDAD

Las directivas europeas y la ley de Residuos española el 2011 marcaban el 2020 como fecha máxima para que España reutilizase y reciclase al menos el 50% de los desechos. Sin embargo, según un informe que han elaborado los expertos de estas entidades el reciclado se habría situado en el 35% en el año 2018, lejos de la meta comprometida en la directiva europea. No obstante, la Comisión Europea ha puesto nuevos plazos, así establece que los Estados miembros tendrán que cumplir los siguientes objetivos a la hora de incrementar la reutilización y el reciclaje de los residuos municipales: al menos el 55% antes de 2025, el 60% antes de 2030 y el 65% antes de 2035.

Ventajas de utilizar el contenedor marrón y reciclar para el medioambiente
Gracias al quinto contenedor se podría reducir un 30% la cantidad de abonos inorgánicos y fertilizantes químicos.

Otro dato significativo que ha dado a conocer la CE es que si se potenciara el reciclado de este tipo de materia gracias al quinto contenedor, se podría reducir en un 30% la cantidad de abonos inorgánicos y fertilizantes químicos utilizados, pues al tratarlo se obtiene compost, muy útil para abonar los cultivos, e incluso para prevenir y revertir la desertización cada vez más notable en algunos puntos de España.

PUBLICIDAD

A las anteriores ventajas que conlleva usar de manera eficaz el cubo de basura marrón se suma la de que permite generar energía renovable, pues un metro cúbico de biogás equivale a 0,6 litros de gasóleo. También evita la contaminación de las aguas y del suelo, protegiéndolo de microorganismos dañinos y es que, gracias a este tipo de reciclado, devolvemos a la tierra aquello que un día salió de ella, un retorno que aporta grandes beneficios a la naturaleza y al ser humano.

Creado: 29 de septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD