PUBLICIDAD

Tercera edad
Cómo evitar accidentes caseros en la tercera edad
El riesgo de sufrir accidentes en casa crece a medida que vamos cumpliendo años y perdiendo movilidad y reflejos. Es importante realizar algunos cambios que aumenten la seguridad del domicilio de nuestros mayores.
Escrito por L. García, Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio

Cómo evitar accidentes en toda la casa

Hay ciertas medidas que deben ser tomadas en toda la casa y que harán que el anciano se sienta más seguro, evitando accidentes:

  • El domicilio de la persona mayor debe tener sólo el mobiliario imprescindible. Colocar decoración excesiva puede dificultar su movilidad.
  • Quizá sea necesario colocar pasamanos en los pasillos para que pueda agarrarse mientras se desplaza por la casa.
  • Los suelos tienen que tener una uniformidad que evite falsas dobles alturas que puedan hacer tropezar a la persona mayor. Además, también será más cómodo si el anciano va en silla de ruedas.
  • Los interruptores de la luz deben estar a una altura cómoda, y no está de más colocar pegatinas fluorescentes para que sea más fácil encontrarlos por las noches.
  • Colocar lámparas nocturnas de enchufe como las infantiles ayudará al mayor a moverse, por ejemplo, si se tiene que levantar por la noche para ir al servicio.
  • Aunque las velas son una bonita y relajante decoración, no son seguras si no se presta una especial atención, tanto en su encendido y apagado, como en su uso. Es mejor prescindir de ellas y sustituirlas por linternas en el caso de apagones.
  • Las viejas estufas y los braseros provocan todos los años muertes por inhalación de humos o por causar incendios al prenderse, por ejemplo, las faldas de una mesa camilla. Hay que sustituirlos por otras formas de calentar la casa más seguras.
  • Hay que asegurarse que la instalación eléctrica de la casa es segura, que no hay cables pelados, y que ofrece la potencia necesaria. Además, es importante no sobrecargar los enchufes.
  • Lo ideal es que la casa no cuente con alfombras o felpudo para evitar resbalones. Si se quieren conservar, deben pegarse con cinta para evitar que se muevan.
  • Los suelos no tienen que estar excesivamente pulidos o encerados, y ha de evitarse utilizar productos de limpieza que los hagan resbaladizos.
  • La casa debe contar con un botiquín provisto de todo lo necesario para realizar las primeras curas en caso de accidente. Además de los medicamentos que debe tomar el anciano como tratamiento para sus enfermedades (siempre controlando sus fechas de caducidad), debe tener gasas, vendas, esparadrapo, tiritas, algodón, alcohol, agua oxigenada, suero oral y tijeras.
  • Colocar una lista con los números más importantes al lado del teléfono es de gran ayuda. Ésta debe ser mecanografiada o escrita en mayúsculas, y a un tamaño suficiente para que el anciano pueda verla sin ninguna dificultad. En la lista, además del número de los diferentes servicios de emergencias (hospital, bomberos y policía), también hay que incluir los del centro de salud y los del centro de información toxicológica, así como los de varios familiares.
  • Puede que sea necesario colocar una rampa, un elevador para sillas de ruedas o un ascensor en el edificio si la persona mayor no puede andar. Hay que ponerlo en conocimiento en una reunión de vecinos, y existen subvenciones para las comunidades que deben instalarlos porque entre sus vecinos hay una persona dependiente.

Actualizado: 29 de Febrero de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

L. García

Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio
L. García

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
más síntomas de fragilidad tienen los mayores de 65 años que son fumadores
'Fuente: 'University College de Londres (Reino Unido)’'

PUBLICIDAD