PUBLICIDAD

Bebés y niños
Cómo evitar accidentes infantiles en casa
Más de la mitad de los accidentes que sufren los niños menores de cinco años ocurren en el hogar. No subestimes la fuerza y la maña de tu hijo y convierte tu casa en una fortaleza 'a prueba de bebés' para evitar lesiones.
Escrito por Alhelí Quintanilla, Periodista especializada en infancia y embarazo

Peligros caseros para el bebé

Caídas, intoxicaciones, quemaduras… vuestra casa se ha convertido en una potencial fuente de peligro para vuestro bebé. Conviene revisar todas las habitaciones para descartar posibles trampas. Y es que la mayoría de los accidentes en menores de cinco años ocurren en el hogar.

Peligros caseros para el bebé

Lo dicen las estadísticas: alrededor del 54% de los percances en niños menores de cinco años ocurre en casa. Enchufes, estufas, suelos que resbalan, aparatos eléctricos, escaleras y, sobre todo, productos tóxicos, ya que la principal causa de siniestralidad infantil dentro del hogar son las intoxicaciones, y prácticamente todas se producen de forma accidental con medicamentos, seguidos de cerca por los productos de limpieza, y un poco más lejos por cosméticos y productos del hogar, según datos del Instituto Nacional de Toxicología.

Alrededor del 54% de los percances en niños menores de cinco años ocurre en casa

De muy pequeños, los bebés se pueden caer o quemarse, y, a partir de los siete u ocho meses, cuando empiezan a gatear, su enorme curiosidad les llevará a convertirse en pequeños exploradores. Cada habitación de la casa puede contener algún elemento peligroso para ellos, incluso los que a priori nos puedan parecer inofensivos. Una buena manera de descubrir todo aquello que es necesario vigilar, cambiar, tapar o reforzar es poniéndose a cuatro patas y… ¡a gatear! Y es que la perspectiva cambia mucho cuando nos ponemos al nivel de nuestros retoños y sus manitas.

Otro consejo, jamás conviene subestimar la maña y la fuerza de un bebé o niño pequeño. Si están decididos, intentarán llegar, abrir o descubrir lo que se han propuesto. Dosificad pues vuestra atención en función de su desarrollo y habilidades. A veces, para apartarles de una fuente de riesgo muy atractiva para ellos –un enchufe, irresistible–, la única manera es ofrecerle algo que les distraiga.

Además, aseguraos de comprarle siempre productos y juguetes homologados y que cumplan estrictamente con todas las normas de seguridad estipuladas por la Unión Europea, su seguridad de depende de ello.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''