PUBLICIDAD

Bebés y niños
Vigilabebés
En el mercado hay una gran variedad de dispositivos vigilabebés y de recursos para controlar el bienestar de tu hijo, algunos muy sofisticados. Estos consejos te ayudarán a elegir el más adecuado para ti.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Qué es un vigilabebés y tipos

Tanto si los padres estáis en casa con el bebé como si os veis obligados a dejarlo al cuidado de un tercero, los vigilabebés (babyviews en inglés) os permiten disponer de contacto auditivo y visual con él. Se trata de unos prácticos aparatos que incluyen prestaciones cada vez más mejoradas para que la vigilancia de los niños (e incluso la comunicación con ellos) sea lo más efectiva posible. Para los papás, sobre todo los primerizos, son una importante fuente de tranquilidad que posibilita que hagáis distintas tareas o que descanséis, sin dejar de prestar atención a vuestro hijo, y que os serán más útiles todavía si vuestra casa es muy grande o tiene varias plantas.

Digitales, con cámara, con batería, bidireccionales, con luz y música… Cada cual recomienda el equipo que le ha sido de más utilidad, pero aquí tienes una guía para que decidas por ti mismo cuál se adapta mejor a tus necesidades.

Tipos de vigilabebés

La oferta de vigilabebés es numerosa y pone a vuestra disposición desde los más sencillos a algunos realmente sofisticados pero, en general, los dos grandes tipos son:

  • Intercomunicadores: así se denomina a los vigilabebés de audio, los más básicos, que ya llevan décadas utilizándose. Se trata de una especie de walkie-talkies con los que puedes escuchar al bebé, fundamentalmente dentro de casa. Constan de unidad emisora y receptora (en algunos casos hay varias unidades receptoras), pudiendo ser unidireccionales, es decir, solo permiten escuchar al bebé; o bidireccionales, para que también puedas hablarle y que se tranquilice oyendo tu voz.
    La evolución de este tipo de vigilabebés se ha centrado en mejorar aspectos como el alcance o la nitidez del sonido (eliminando interferencias), y en añadir prestaciones extra como la activación por ruido, por ejemplo.
    Estos vigilabebés son una buena opción si quieres un equipo sencillo, que utilices para un control puntual de tu hijo, puesto que la mayoría del tiempo puedes estar junto a él. También serán muy útiles si sales unos días de vacaciones o vas de visita y dejas al pequeño unos instantes durmiendo en otra habitación, por ejemplo.
  • Dispositivos de vídeo: en este caso ya no sólo escuchas a tu pequeño sino que también lo ves, puesto que una cámara lo enfoca y la unidad receptora te ofrece las imágenes en tiempo real (algunos permiten grabar). Cada vez son más exitosos y están en más hogares, aunque aquí la elección se complica un poco porque incluyen más prestaciones: zoom, visión nocturna, imágenes en alta definición…

En cuanto a los precios, evidentemente los más económicos son los aparatos que únicamente disponen de audio, y puedes encontrar los más básicos por unos 30 euros, y de ahí hasta unos 75-100 euros. Sin embargo, los de vídeo más avanzados pueden superar los 300 euros. Obviamente, cuantas más prestaciones, más caros, pero una gama media de 150-170 euros ya es más que aceptable, porque ofrece muy buenos resultados.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Amparo Luque

Periodista experta en embarazo e infancia
Amparo Luque

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

83,2%
de los niños de 13 años tiene teléfono móvil
'Fuente: 'Instituto Nacional de Estadística (INE)''