Alzadores de coche: cuándo y cómo usarlos

Cuando los niños llegan a un determinado peso y altura, las sillas de coche dan paso a los alzadores que, en combinación con el cinturón, les permiten seguir viajando con seguridad. Resolvemos tus dudas sobre su correcto uso.
Alzador de coche

Actualizado: 2 de octubre de 2022

¿Qué son los alzadores y para qué sirven?

Los sistemas de retención infantil (SRI) han de ser compañeros inseparables de los niños cuando viajan en coche. Así lo dice la legislación, porque está más que probado que salvan vidas o minimizan lesiones. Pero nuestro propio sentido común y la responsabilidad hacia nuestros hijos deben hacer que nunca circulen sin ellos.

PUBLICIDAD

A pesar de que actualmente en el mercado hay diversos modelos de SRI que permiten seguir con la silla con arneses durante más tiempo, llega un momento en que damos un paso más y comenzamos a usar el denominado alzador o cojín elevador: “su función está en elevar el cuerpo del niño, de forma que el cinturón de tres puntos del vehículo, que está pensado para una persona de, al menos, 150 cm de altura, se posicione encima del hombro y no del cuello. De esta manera, en caso de choque frontal se sujeta el cuerpo del niño por la clavícula y no sobre el cuello, evitando lesiones que podrían ser muy graves”. explica Joan Forrellad, secretario General de AESVi (Alianza Española para la Seguridad Vial Infantil).

Por tanto, los alzadores para niños son dispositivos que están homologados y contemplados como sistemas de retención infantil en la normativa, pero un tanto diferentes a los de anteriores etapas. En realidad “interactúan con el cinturón de seguridad del coche. Es decir, el niño va sujeto, igual que un adulto con el cinturón, pero con un dispositivo que lo guía, adaptándolo a su tamaño”, indica Mercedes Barranquero Ramos, asesora técnica de SRI de la asociación A ContraMarcha Salva Vidas.

Sistema de retención infantil para coche

En definitiva, son sistemas diferentes a las sillitas de coche, los últimos que usarán nuestros hijos antes de viajar igual que un adulto, pero suelen suscitar diversas dudas, sobre todo en lo relativo a partir de cuándo pueden usarse para sustituir las sillitas de bebé que tampoco ocupan en nuestros asientos traseros. Vamos a intentar resolverlas a continuación.

PUBLICIDAD

¿A partir de qué peso y altura puede usarse un alzador de coche?

El uso de los alzadores ha ido evolucionando, según las normativas bajo las que estos accesorios están homologados. Josep M. Vallès, presidente de la Fundación Smart Baby y miembro de AESVi (Alianza Española para la Seguridad Vial Infantil) aclara que “los primeros alzadores sin respaldo podían usarse a partir de los 15 kg lo cual es, a todas luces, demasiado temprano. En febrero de 2017 se introdujo una modificación en la normativa R44/04, de forma que a partir de esa fecha sólo podían homologarse alzadores para niños entre 22 Kg y 36 kg de peso y entre 125 cm y 150 cm de estatura”.

Pero existe otro tipo de homologación más moderna, la normativa R129 o i-Size, que “prevé también la homologación de alzadores sin respaldo para niños entre 125 cm y 150 cm de altura, pero en este caso no hay limitación de peso; aunque sí hay una nueva definición mínima de las alturas del cojín elevador”. A este respecto, el experto de AESVi añade: “también es importante respetar la condición de usar el elevador iSize en combinación con un automóvil iSize, porque la protección en choques laterales la van a proporcionar los airbags de cortina del automóvil, y no todos los automóviles los incorporan ni cumplen con el cometido de proteger a un niño”.

PUBLICIDAD

Otra de las diferencias clave entre ambas normativas, es que los elevadores que se homologan con la normativa R129 deben pasar unas pruebas para los impactos laterales, una exigencia que no es necesario que cumplan los alzadores de la R44/04. Los alzadores sin respaldo homologados bajo la normativa R129 están exentos de pasar la prueba de impactos laterales, ya que es el automóvil el que debe cumplir con los requisitos para proteger en caso de impacto lateral.

Niños sentados en un alzador para coche

En resumen, los elevadores o alzadores son otro tipo de sistema de retención infantil que es el indicado para que lo usen nuestros hijos cuando crezcan porque, según Mercedes Barranquero Ramos, asesora técnica de SRI de la asociación A ContraMarcha Salva Vidas: “no sólo es que sean legales y seguros, es que son imprescindibles y en muchas ocasiones son el sistema que usan los niños durante más tiempo. Aunque se debería comenzar a recurrir a ellos solo cuando ya se hayan agotado todas las opciones”. Y es que es habitual que, por comodidad (ya que ocupan menos espacio), reemplacemos la sillita por el alzador antes de lo debido. No cometamos ese error.

PUBLICIDAD

Eso sí, los expertos recomiendan elegir preferiblemente elevadores con respaldo, siempre que sea posible; y con refuerzos laterales, ya que protegen más y reducen el riesgo de lesiones: “aseguran una protección mayor, especialmente en choques laterales cuya posibilidad de daños por impacto o contacto con la cabeza del niño con las zonas rígidas del automóvil es muy alta. Además, adicionalmente éstos incorporan una guía para el cinturón diagonal que proporciona un correcto posicionado en el hombro del niño. Y, por último, en caso de que el niño se duerma podrá recostar la cabeza lateralmente y viajará mucho más cómodo”, señala el secretario General de AESVi, Joan Forrellad.

Evidentemente, cada accidente es diferente y ningún SRI es totalmente infalible, pero debemos elegir un sistema que contemple las prestaciones más seguras posibles.

PUBLICIDAD

¿Dónde y cómo hay que colocar el alzador en el coche?

Al igual que sucede con el resto de sistemas de retención infantil, los alzadores también deben colocarse en las plazas traseras de los automóviles, ya que, por ley, ningún menor que mida menos de 135 cm puede viajar en el asiento del copiloto. Y lógicamente estos accesorios no se pueden colocar a contramarcha, como es recomendable con el resto de sillitas, porque “lo que sujeta al niño y al elevador es el cinturón de seguridad. Solo sería posible en caso de asientos girados; es decir que el propio asiento del coche vaya a contramarcha, aclara Mercedes Barranquero Ramos, asesora técnica de SRI de la asociación A ContraMarcha Salva Vidas. En cualquier caso, hay que seguir las recomendaciones del fabricante del Sistema de Retención Infantil, ya que muchos de ellos especifican claramente que la silla no puede utilizarse en asientos de vehículos que vayan en sentido contrario a la marcha.

Colocación de los alzadores para coche, anclaje

Eso sí, como señalan desde AESVi (Alianza Española para la Seguridad Vial Infantil), el reglamento de Tráfico contempla algunas excepciones para que el niño pueda circular en el asiento del copiloto:

PUBLICIDAD

  • Que el vehículo no disponga de asientos traseros (coches biplaza, furgonetas de carga, etcétera)
  • Que los asientos traseros vayan ocupados por otros menores que viajan en silla infantil.
  • Que, por cualquier motivo, no pueda instalarse el dispositivo en el asiento trasero. Aquí entran los vehículos que no disponen de cinturones detrás o los casos en los que no haya espacio para instalar tres SRI en el asiento trasero.

En ese caso extremo de que el niño fuera en el asiento del copiloto, si la silla se instala en sentido contrario a la marcha es obligatorio desconectar el airbag. Si la silla va instalada en sentido de la marcha no es obligatorio desconectar el airbag pero sí es conveniente separar al niño del salpicadero, ya que su cuerpo no está preparado para recibir el impacto del airbag mientras se hincha y puede causarle lesiones muy importantes, según recomendaciones del RACE.

Consejos para la compra de un alzador

Pues bien, ya teniendo claro lo relativo a la función y el correcto uso de los alzadores o elevadores del coche, llega el momento de la compra. Y a la hora de adquirir uno de estos accesorios para nuestro vehículo, lo primero en lo que nos tenemos que fijar es en que guíen bien el cinturón. En palabras de la asesora técnica de SRI de la asociación A ContraMarcha Salva Vidas. Mercedes Barranquero Ramos: “su función es desviar la energía del impacto de las zonas blandas del cuerpo (abdomen y cuello principalmente) hacia los puntos más resistentes de nuestra anatomía (cadera, pelvis, y hombro). Así, lo principal que debemos comprobar es que, al ponerlo en el coche, sentar al niño y colocarle el cinturón, la banda ventral queda apoyada en la cadera y no cruza el abdomen, y la banda diagonal apoya en el hombro”.

Además, desde el RACE señalan que hay elevadores sin respaldo, pero con guías laterales en forma de apoyabrazos para pasar la banda abdominal del cinturón de seguridad del coche, mejorando así la estabilidad de este accesorio.

Por otro lado, en el caso de los elevadores iSize es “importante, para obtener la seguridad para la que se han desarrollado, que el automóvil sea iSize compatible (se ha de comprobar esta compatibilidad con las instrucciones del fabricante o con el concesionario), ya que la protección lateral se basa en la acción de los airbags de cortina del automóvil. La zona más baja de estos está basada en un dummie mujer de percentil 5% (el más bajo), por lo que es muy importante mantener al niño en la altura adecuada y no utilizarlo nunca, y bajo ningún concepto, en niños de estatura menor de 125cm”. Así lo detalla Josep M. Vallès, presidente de la Fundación Smart Baby y miembro de AESVi (Alianza Española para la Seguridad Vial Infantil).

Alzadores de coche con respaldo

Pero recuerda que, como hemos dicho anteriormente, los expertos recomiendan optar por los modelos de alzador con respaldo. De hecho, el RACE y AESVi indican su uso hasta el 1,50 m de altura (a pesar de que la normativa permite que sean sin respaldo desde los 125cm de altura).

También podemos prestar atención a otras características como la ligereza o si el elevador está acolchado, para mayor comodidad. E incluso si se puede desenfundar para el lavado.

Y, por último, no nos olvidemos de fijarnos en el etiquetado del alzador (de color naranja), donde se especificará la norma para la que ha sido homologado (ECE R44/04 o la más reciente, R129 o i-Size, en vigor desde el año 2013 y con requisitos más exigentes), medidas (peso en la primera, y peso y altura en la i-Size), tipo de instalación (con o sin ISOFIX), país que otorga la homologación (una E corresponde a Europa, y el número 9 a España), número de homologación, y número de serie.

Creado: 17 de junio de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD