PUBLICIDAD

Bebés y niños
La habitación del bebé
Decorar la habitación de tu bebé es todo un ejercicio de creatividad. La clave para que sea cómoda y bonita es cuidar los detalles y que todo esté al alcance de la mano. Aquí tienes algunas ideas para que te inspires.
Escrito por María Hidalgo, Periodista especializada en embarazo e infancia

Cuándo empezar a preparar la habitación de tu bebé

Habitación del bebé

La decoración de la habitación del bebé llena de ilusión a los padres. Los preparativos, la elección de colores y la compra del mobiliario y de los accesorios a juego se deben preparar con tiempo para evitar el cansancio y el estrés que puede suponer para la futura mamá dejarlo para última hora. El final del segundo trimestre del embarazo y el inicio del tercero, es decir, en torno a los cinco o seis meses de embarazo, está considerado como el momento ideal para preparar la habitación del bebé, que debe estar terminada antes del parto.

Cuándo empezar a preparar la habitación de tu bebé

Muchas madres comienzan con los preparativos de la habitación cuando su médico les confirma, mediante la ecografía de la semana 20, el sexo de su bebé. Saber que se espera un niño o una niña dispara los deseos de los futuros padres de preparar un lugar acogedor para su hijo, y esta actividad ayuda a hacer más corta la espera, sobre todo en los últimos meses de gestación cuando comienzan a estar ansiosos por conocer a su bebé.

Estos preparativos modernos están también relacionados con el denominado síndrome del nido que experimentan muchas especies, y que tiene un origen ancestral. Representa el instinto que sienten las embarazadas de preparar el nido, en este caso el dormitorio del bebé en su casa, para recibir a su recién nacido. De hecho, muchas mujeres a punto de dar a luz suelen comentar que se han puesto a limpiar la casa, a ordenar y colocar todo justo unos días antes del parto. La colaboración del padre en los preparativos del nido es muy positiva y le hace sentir de un modo más real y cercano su implicación en el embarazo.

El gusto personal de la pareja desempeña un papel fundamental en la elección de la decoración, pero también es importante pensar en el sentido práctico que debe tener la habitación a lo largo del crecimiento del niño. Conviene tener en cuenta que los muebles convertibles, las paredes lavables, los colores neutros… son soluciones muy prácticas, que permiten que la estancia vaya adaptándose a la evolución del pequeño.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD