PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Marcha nórdica
¿Esquiar sin nieve es posible? Los finlandeses pensaron que sí y, en pocos años, han popularizado un deporte basado en el esquí de fondo, pero sin nieve. Descubre las ventajas de la marcha nórdica.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Material necesario para practicar marcha nórdica

Ropa cómoda, un buen calzado transpirable con suela antideslizante y que sujete bien el pie, líquido para una correcta hidratación y muchas ganas, son los complementos necesarios para el equipamiento básico de marcha nórdica: los bastones.

Unos simples palos cogidos en un bosque, o los bastones que usan los abuelos para ayudarse al caminar no son adecuados para la práctica de la marcha nórdica, debido a que estos no amortiguan los golpes ni las vibraciones que se producen cuando se golpea el suelo con ellos.

Sin duda alguna, lo que marca la diferencia en la marcha nórdica son sus bastones, cuyo peso puede oscilar entre los 150 y los 500 gramos dependiendo del material con el que estén hechos.

Los bastones  para la práctica de nordic walking están hechos de una mezcla de fibras de vidrio (que absorbe las vibraciones) y carbono (un 30% de carbono como mínimo, aunque se recomienda que tengan entre un 50-80% de este material para que sean más resistentes), que permite que sean resistentes, ligeros y capaces de absorber las vibraciones. El aluminio no está recomendado en este caso.

Además, es importante que no sean telescópicos, para evitar así el riesgo de que se cierren súbitamente y pueda producirse una desafortunada caída.

En cuanto a la punta, lo ideal es que sea de tungsteno, y puede ser recta o curva (muy poco usada en la marcha nórdica y con accesorios caros y difíciles de encontrar). Además, debe contar con una protección especial con unas almohadillas cuando se vayan a utilizar en superficies en las que no se pueda clavar, como puede ser en las aceras.

También hay que tener en cuenta el tipo de empuñaduras. Lo ideal es que sean de corcho y deben contar con unas correas de sujeción para la muñeca especiales, que sirven para devolver el bastón a su posición. Aunque es habitual encontrar empuñaduras de plástico (no absorben la transpiración) y de caucho (semitranspirables).

Otro punto importante que se debe tener en cuenta es la altura de la persona que los vaya a usar. Los bastones tienen una longitud que va desde los 100 centímetros (ideal para personas con una altura de 1,47 a 1,54 metros) hasta los 125 centímetros (para personas de 1,84 a 1,95 metros), con diferentes modelos cada cinco centímetros. Esta es una medida estándar y depende de si se quieren utilizar los bastones para hacer ejercicio o en modo competición; en este último caso, es mejor consultar con profesionales que asesoren el tipo y el largo del bastón para mejorar los resultados.

Actualizado: 5 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Laura Saiz

Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar
Laura Saiz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

20%
se reduce el riesgo de estrés si te desplazas en bicicleta a trabajar o a estudiar
'Fuente: 'l Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)''

PUBLICIDAD