PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Carnitina
La suplementación con carnitina es útil en deportistas con el fin de obtener mayor cantidad de energía proveniente de la grasa, de ahí su calificativo de “quemagrasa”. Pero su uso tiene limitaciones que debes conocer.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Qué es la carnitina

Qué es la carnitina

Los suplementos de carnitina no son útiles para todos los deportistas.

La carnitina es una sustancia quemagrasa que sirve, entre otras cosas, para acelerar el proceso de obtención de energía a través de la degradación de las grasas disponibles. Esta característica es la utilizada en el mundo del deporte al consumir carnitina como suplemento.

La carnitina posee dos estructuras espaciales y, en concreto, la forma L-carnitina es la molécula biológicamente activa, de ahí que, realmente, es la que nos interesa en el ámbito de la nutrición deportiva. Si no se especifica nada al respecto, cada vez que hablemos de carnitina, nos referimos a L-carnitina.

La carnitina es una enzima –molécula que sirve como cofactor o ayuda en las reacciones químicas que tienen lugar en el interior de las células de nuestro organismo– formada a partir de dos aminoácidos (lisina y metionina) –componentes de las proteínas–. Estos componentes proteicos que conforman la carnitina son habituales dentro de una alimentación variada y completa, por lo que, si los tomamos de forma continuada, estarán presentes en nuestro organismo y, a través del metabolismo, seremos capaces de sintetizar determinadas cantidades de carnitina en el hígado y en los riñones

La carnitina está muy relacionada con el metabolismo de las grasas, ya que colabora en la introducción de los lípidos en la mitocondria celular. La mitocondria es el motor donde tienen lugar las reacciones de transformación de nutrientes en energía dentro de las células. De esta manera, en deportistas con entrenamientos o competiciones regulares y con una dieta equilibrada, el posible exceso de ácidos grasos no se acumula en forma de triglicéridos, sino que se degrada hasta que se transforman en energía y se pueda utilizar en la realización de diversas actividades. Al final, y como conclusión, en mejorar el rendimiento deportivo.

Sin embargo, el uso de la L-carnitina como suplemento está únicamente indicada para optimizar la fabricación energética en deportistas que practican una actividad de moderada a intensa. Para el resto de personas, así como deportistas con actividad ligera, con el contenido de síntesis natural por parte del organismo, es suficiente para realizar la introducción grasa en la mitocondria de manera eficaz.

Las fuentes de L-carnitina en nuestra alimentación son principalmente de origen animal y se incluyen el grupo de carnes, especialmente carnes rojas, así como pescados. El contenido de esta enzima en alimentos vegetales como cereales, hortalizas, leguminosas o frutas es bastante más reducido. De esta manera, los deportistas que practiquen dietas ovolactovegetarianas o vegetarianas estrictas (también llamadas veganas) pueden tener un contenido de carnitina más reducido, si no se complementa la alimentación diaria con algún aporte extra.

Actualizado: 24 de Octubre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD