PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

Adelgazar muy rápido en el posparto tiene riesgos

Aunque la mayoría de las mujeres desea recuperar su figura cuanto antes después de tener un bebé, los expertos aconsejan perder peso poco a poco a lo largo del primer año tras el parto, con ejercicio y dieta adecuados.
Adelgazar muy rápido en el posparto tiene riesgos

Si la mujer intenta adelgazar muy rápido durante el posparto puede adoptar conductas que perjudiquen tanto la lactancia materna como el vínculo afectivo con el bebé.

13 de Julio de 2015

Las mujeres desean recuperar la forma tras el parto cuanto antes, sin embargo, en este caso las prisas no son buenas porque intentar perder en seguida los kilos que se han ganado durante el embarazo puede perjudicar tanto la lactancia materna, como el vínculo afectivo entre la madre y el bebé y, según los expertos, es conveniente establecer objetivos realistas para adelgazar de forma saludable, y tomarse un año para conseguir el peso que se tenía antes de la gestación.

Muchas mujeres se sienten presionadas socialmente para recuperar su figura cuanto antes tras el parto, pero los expertos aconsejan hacerlo poco a poco y durante un año

Muchas mujeres se sienten presionadas socialmente por la necesidad de recuperar su figura cuanto antes después de dar a luz, y pueden emplear para ello métodos drásticos que conlleven conductas que perjudiquen a sus hijos, según descubrió un grupo de investigadores que llevó a cabo un estudio al respecto en Reino Unido en el año 2010.

Estos expertos entrevistaron a más de 6.200 mujeres que habían sido madres, y el 60% de ellas aseguró haber sentido una presión cultural para perder peso rápidamente durante el posparto, debido a que las famosas en seguida lucen una magnífica figura. Sin embargo, estos kilos ganados durante el embarazo ayudan a producir leche materna, por lo que se recomienda perderlos poco a poco a lo largo del primer año tras el parto.

Si el parto fue natural los especialistas aconsejan empezar a realizar una actividad física moderada durante las seis semanas posteriores al alumbramiento, periodo en el que el útero va recuperando progresivamente su tamaño y se eliminan los líquidos que se acumularon durante el embarazo. Las actividades más apropiadas en esta etapa son caminar y los ejercicios para rehabilitar el suelo pélvico.

Posteriormente, y cuando el médico lo indique, ya se podrán ejercitar los músculos abdominales para recuperar la tersura del abdomen, cuidando siempre la alimentación, que debe incluir alimentos ricos en hierro, vitaminas, fibra y cinc, y evitando seguir dietas excesivamente hipocalóricas y que no proporcionen todos los nutrientes necesarios, especialmente cuando se está dando el pecho.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''