PUBLICIDAD

Embarazo
Mitos sobre la reproducción asistida
A la hora de recurrir a la reproducción asistida surgen diversas dudas, muchas basadas en falsas creencias. Conoce los mitos más comunes sobre cómo afectan estos tratamientos a la embarazada y al futuro bebé.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Dudas infundadas sobre la reproducción asistida

En 1978 nació el primer bebé por un método de reproducción asistida, concretamente por fecundación in vitro. Hoy, 38 años después, cada vez más parejas recurren a alguna de estas técnicas cuando confirman sus problemas de fertilidad. De hecho, en España cada año nacen más de 25.000 bebés por tratamientos de reproducción asistida, según el último registro de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF).

Pero, a pesar de que, como indica la SEF, las condiciones en las que se realizan actualmente las técnicas de reproducción asistida y los controles que se efectúan han reducido de forma sustancial las complicaciones, es normal que surjan miedos. Son muchos los mitos infundados que circulan y que pueden asustar a quienes optan por estos tratamientos: desde la mayor probabilidad de embarazos múltiples, a los efectos secundarios que pueden aparecer, pasando por la dureza del factor emocional, o la posibilidad de que el bebé tenga algún problema de salud. Incluso pueden generar falsas esperanzas.

Pero esto solo se puede solucionar con un buen asesoramiento y una información completa y adecuada. Una vez que nos pongamos en manos de especialistas que nos hagan un estudio y nos indiquen la mejor técnica de reproducción asistida según nuestro problema de fertilidad (fecundación in vitro, inseminación artificial, microinyección espermática…), comenzaremos a recopilar toda la información necesaria para resolver nuestras preocupaciones.

Únicamente entonces comprobaremos si los mitos que circulan por ahí son ciertos o no; ya sean los relativos al desarrollo de los propios tratamientos, que suelen generar numerosas dudas por su desconocimiento general, o bien los que se refieren al embarazo y a la repercusión que tienen principalmente en el cuerpo de la mujer. Por supuesto, también habrá que resolver aquellas incógnitas que se relacionan con los bebés gestados por este tipo de técnicas.

Actualizado: 7 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD