PUBLICIDAD

Bajo conteo de espermatozoides: cómo aumentarlo
El bajo conteo de espermatozoides –junto a la movilidad y la morfología espermática– afecta a la calidad del semen e influye en la fertilidad del varón. Conoce sus causas y cómo aumentarlo para facilitar el embarazo.
Escrito por Eva Salabert, Periodista experta en salud

Qué significa tener un bajo conteo de espermatozoides

Actualizado: 15 de octubre de 2019

Un bajo conteo de espermatozoides –que se detecta en un análisis del semen o seminograma– es una de las causas atribuibles al varón por las que una pareja puede tener dificultades para lograr un embarazo. Para que el resultado sea considerado normal según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se tienen que cumplir dos criterios: que la muestra de semen contenga más de 15 millones de espermatozoides por mililitro, y que el conteo total en todo el eyaculado sea superior a 39 millones, según nos explica el Dr. Moisés de la Casa, biólogo y responsable de andrología de la Clínica Ginefiv.

Un resultado por debajo de estos parámetros se considera anómalo y se denomina oligozoospermia –dice el experto–, pero hay distintos grados de oligozoospermia, y esta condición no siempre constituye un factor limitante para que la mujer se quede embarazada, como ocurre en el caso de que la concentración total en el eyaculado sea de 30-35 millones de espermatozoides.

Prueba esperma

Factores que afectan a la calidad del semen

Hay muchos otros factores asociados a la calidad del semen que influyen en el éxito de la concepción, y en los resultados del seminograma; además de la concentración de espermatozoides, se comprueba la movilidad y la morfología espermática, ya que, como advierte el Dr. de la Casa, “si la concentración es muy buena, pero el espermatozoide no presenta movilidad, eso va a impedir que llegue al óvulo, y por lo tanto no será posible conseguir un embarazo”. Además –añade–, existen otros factores a nivel genético que no se ven en un análisis de semen normal, por lo que el paciente tendría que someterse a pruebas diagnósticas algo más complejas y detalladas.

La criptorquidia, los problemas hormonales, el varicocele, o haberse sometido a ciertas intervenciones quirúrgicas, puede afectar a la calidad seminal

Para tratar de averiguar las posibles causas del bajo conteo de espermatozoides, al paciente se le realiza una historia clínica para conocer sus antecedentes familiares y si durante su infancia ha tenido criptorquidia o algún problema hormonal, si se ha sometido a alguna intervención quirúrgica, o si padece varicocele –inflamaciones a nivel testicular que afectan a la calidad seminal–. También se le pregunta acerca de sus hábitos, ya que hay factores ambientales y de estilo de vida –dieta, consumo de sustancias tóxicas como alcohol o tabaco, obesidad o sedentarismo o exceso de ejercicio…– que pueden afectar a la calidad del semen.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD